Lo gótico muestra su lado oscuro y melancólico en Cineteca Nacional

0 Flares 0 Flares ×

Óscar Gutiérrez Meza.-

Una muestra de las películas más sombrías y terroríficas del cine británico, es lo que se presenta en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México con el ciclo “Gótico: el corazón oscuro del cine”, con el que el recinto se une a la celebración del año dual México-Reino Unido 2015.

La melancolía, la muerte, el suspenso, la soledad y situaciones que ensombrecen la tranquilidad humana, son las diversas temáticas que contienen los diez títulos que integran el programa, con lo mejor de este subgénero cinematográfico realizados entre los años cincuenta y ochenta, de acuerdo son un comunicado de prensa.

Destacan largometrajes como “Posesión satánica” (The Innocents, 1961), que inauguró el ciclo, el 16 de abril pasado. La cinta dirigida por Jack Clayton es un lúgubre relato con una atmósfera sombría que le valió en 1962 una de las pocas nominaciones para el cine de horror en el Festival de Cannes. Aquí conocemos a una institutriz contratada para cuidar a dos niños que viven bajo la tutela de su misterioso tío.

“Al morir la noche”, (Dead of Night, 1945), de Alberto Cavalcanti, acerca de la capacidad de un arquitecto para predecir eventos terribles es lo que desata un conjunto de historias macabras llevadas al límite del suspenso.

Inspirado en un relato de Montague Rhodes James sobre un pergamino que conjura a un espantoso demonio pagano, “Una cita con el diablo” (Night of the Demon, 1957), de Jacques Tourneur,  exhibe a uno de los monstruos más peculiares que ha ofrecido el género.

En 1958, Terence Fisher dirigió una de los filmes más recordados de la década de los cincuenta: “Drácula” (Horror of Dracula), resultado de la adaptación de Jimmy Sangster y la actuación de Peter Cushing y Christopher Lee.

Un año después, el mismo Fisher estuvo a cargo de otro clásico: “La momia” (The Mummy), en el que dos arqueólogos, padre e hijo, tendrán que enfrentar la furia de Kharis, quien tiene como único objetivo eliminar a todos aquellos que han turbado la tranquilidad de su amada, la reina Ananka.

“Cuando las brujas arden” (Witchfinder General, 1968) es una película en la que un joven soldado busca poner fin a los males causados por el mencionado persecutor. Su realizador, Michael Reeves, falleció trágicamente tras realizar este filme.

El cineasta británico Nicolas Roeg vio consolidada su carrera con “Venecia rojo shocking” (Don’t Look Now, 1973), en la que un arquitecto y su mujer se trasladan a Venecia después de que su hija muriera ahogada en un lago cercano a su casa. El conflicto llega tras la aparición de una vidente ciega y un asesino serial que anda libre en esa ciudad.

“El hombre de mimbre” (The Wicker Man, 1973) es una cinta clave del horror británico, dirigida por Robin Hardy, en la que la desaparición de una joven en la isla de Summerisle motiva al sargento “Neil Howie” a viajar al lugar. Durante su investigación, descubre la existencia de un culto pagano.

El reconocido cineasta David Lynch se hace presente con uno de sus éxitos comerciales; “El hombre elefante” (The Elephant Man, 1980), acerca de la vida de “John Merrick”, quien tiene una enfermedad congénita que le provoca severas deformaciones físicas. Conocido como “el hombre elefante”, es exhibido en un circo como un fenómeno hasta que el médico londinense “Frederick Travers” lo rescata de ese lugar.

Y por último, completa el ciclo el filme “Lobos, criaturas del Diablo” (The Company of Wolves, 1984) de Neil Jordan, basado en un cuento de la escritora británica Angela Carter y que revisita a la popular Caperucita roja para crear un mundo de símbolos donde los roles de género y sexuales son más patentes.

Estas historias británicas de terror pueden ser disfrutadas por el público hasta el próximo 30 de abril próximo, en la Cineteca Nacional.

 

Post relacionados