Festival de Cine para Niños

Las series japonesas más largas de la televisión

noviembre 28, 2014

Por: Redacción

Oscar Muñoz Tinoco.-

Interminables, adictivas, y notablemente populares, son algunos adjetivos que definen a las series japonesas que han incursionado con gran éxito en el mercado televisivo. Entre las más destacadas encontramos a “Dragon Ball”, “Supercampeones”, “Pokemon y la más larga de la pantalla chica: “Doraemon”.

Si algo ha distinguido a estas caricaturas orientales, además de contar historias entrañables que conformaron una etapa en la vida de muchos adolescentes, es que tienen los argumentos más largos habidos y por haber.

Esto representa, por ejemplo, que el ánime “Doraemon” haya transmitido desde 1973 hasta la fecha, un total de más de 2 mil 189 capítulos.

La emisión, mejor conocida en Hispanoamérica como “El Gato Cósmico”, narra la incursión, precisamente, de Doraemon, un felino robot que viene del futuro para ayudar a “Nobita Nobi” y así evitar que sus descendientes malvivan en el futuro por su torpeza. Desde su estreno no ha dejado de emitirse en Nittele, la primera cadena de carácter comercial establecida en el país.

La razón para que la serie de “El Gato Cósmico” siguiera circulando con un camino sin fin por la televisión, consiste en que uno de los dos creadores de la historia falleció, antes de que decidiesen un final, por lo que las personas involucradas optaron por seguir produciendo episodios sin hacer nunca un desenlace.

Entre otros éxitos, se encuentra “Dragon Ball”, serie de aventuras que marcó un auge entre las caricaturas de artes marciales en los noventas. Desde su incursión en 1996, se han emitido un total de 291 episodios, contabilizando todas sus sagas.

Cabe recordar que en ese mismo año llegó “Sailor Moon”, pero no equiparó el éxito que encarnarían las batallas épicas de Son Goku y sus amigos.

A pesar de contar con un final en “Dragon Ball GT”, donde Goku desaparece con las esferas del dragón después de derrotar a Yi Xing Long, se emitió un capitulo extra llamado “Dragon Ball GT: 100 años después”, que daría paso a la continuación de la historia con la última de los guerreros Z, Pan y Son Gokū Jr.

Cabe recalcar que hay una simple razón  para explicar el porqué en Japón existe una industria tan consolidada para producir ánime, y es que el sector infantil del país nipón es el que más consume televisión dentro de su horario estelar, que es a las 8 pm, en el cual las cadenas más importantes, Nittele, TV Tokyo y Fuji TV, han obtenido hasta la fecha un aproximado de 55 mil millones de yenes.

Los “Supercampeones” es otra serie del manga con enorme popularidad entre el público mexicano, en especial por los aficionados al soccer. La historia, que narra la trayectoria de Oliver Atom en el futbol amateur hasta consagrarse como el mejor jugador del mundo, ha permitido el desarrollo de más de 155 capítulos, divididos en dos emisiones.

Sin embargo, esta serie, al igual que “Doraemon”, ha sufrido de un final ficticio propiciado por sus mismos seguidores. Se dijo e insinuó que el final de la caricatura terminaba en el hospital, donde el protagonista despertaba de un largo coma inducido provocado por un accidente que le costó la mutilación de sus piernas.

Pero no todo dentro de la exhibición del ánime pareciera alcanzar los gustos de la teleaudiencia a través de los años, por ejemplo, “Pokemon”, que narra la travesía de “Ash Ketchum”, un joven que tiene como meta ser un “Maestro Pokemon”, pareciera no tener fin alguno, cosa que ha hecho que gran cantidad de fanáticos dejaran de verla por completo.

La infinita historia de Ash y sus múltiples aventuras cuentan con más de 670 episodios emitidos, y parece que la cuenta aumentará en algunos años, puesto que los pokemones se siguen reproduciendo y nuestro protagonista tiene como objetivo conocerlos a todos.

Lo que nació en su tiempo como un videojuego y posteriormente en un famoso ánime japonés, se convirtió en toda una marca lucrativa  en materia internacional, pues además de la caricatura, cuenta con una gran industria cinematográfica, accesorios personales, juegos de cartas, muñecos y ropa.

Tampoco todo es miel sobre hojuelas para esta interminable producción, puesto que desde su inicio se ha enfrentado a una serie de problemas de enorme censura en países orientales: en China se prohibió totalmente  para “proteger a la nación” y en su país natal provocó  ataques epilépticos a los espectadores a causa de los efectos visuales que provocaba el “impactrueno” de Pikachu.

La repetitividad y el uso interminable de usar la misma fórmula para entretener al público, puede ser el gran cáncer que ha cultivado desde hace años esta serie, puesto que la aparición de más pokemones y la lucha insaciable del equipo Rocket ,puede diezmar a lo que queda de sus seguidores en cualquier momento.

Relacionados

feratum