Las sagas terroríficas más exitosas del cine

octubre 30, 2015

Por: Redacción

Omar Villalpando.-

El terror es tal vez uno de los géneros cinematográficos que más dividen al público. Hay gente que ama este tipo de películas y hay quien de plano las odia.

Hay cintas bastante buenas en cuanto a calidad y eso lo reconoce el público; otras son tan pero tan malas, que parecen todo menos terroríficas. Algunas hasta risa dan, pero hay casos especiales cuando un filme acapara tanto la atención y cuya historia da para mucho, que se crea toda una saga en donde da cuenta de cuánto terror puede tener un personaje en particular.

Este es un recuento de algunas cintas que no sólo se llevaron mucho dinero porque causaron algún efecto en el público, y dieron mucho de qué hablar para los años posteriores. Lo sentimos, pero no esperen encontrar aquí filmes como “Vacaciones de terror”.

Sin duda alguna, una de las sagas que llaman más la atención cuando de terror se trata es la de “El exorcista”. La primera cinta se filmó en 1973 y fue aderezada por toda una gama de efectos especiales que eran novedosos para la época, aunque con el tiempo se descubriría que se trató de una de las filmaciones más complicadas y que derivó en la muerte de gente que estuvo tanto a cuadro como detrás de cámaras.

Con escenas que se quedarían en el inconsciente colectivo, como el ver a “Regan” (Linda Blair) girar la cabeza 180 grados y bajar las escaleras en un estilo que le daría envidia a cualquier gimnasta, “El exorcista” derivó en dos secuelas, una en 1977 y la otra en 1990, y una precuela que se estrenó en 2004, con éxito relativo.

Si por algo el cine de terror es lo que es por aquellas cintas en donde se presentaba a algún asesino serial. Una de las primeras en este rubro fue “Halloween”, acerca de un niño que asesina a su hermana y que es internado en una institución mental de la cual escapa y comienza a asesinar gente; su nombre: “Michael Myers”.

Tuvo siete secuelas en los siguientes años: 1981, 1982, 1988, 1989, 1995, 1998 y 2002, donde importaba más el número de asesinados que el seguir la trama original. Posteriormente, el rockero Rob Zombie dirigiría tres cintas con su visión particular sobre este título, la primera llegó en 2007, la segunda en 2010 y se espera la tercera el siguiente año, pero a diferencia de la original, pasaron directamente al DVD.

Otra saga que ha dado mucho de qué hablar en este género es la de “Pesadilla en la calle del infierno”, cuya primera cinta, dirigida por Wes Craven, se estrenó en 1984, abordando la historia de “Freddy Krueger”, un psicópata que mata a los hijos de los asesinos en sus sueños. Aunque más que la trama, daba terror la famosa canción: “Uno dos, Freddy no viene… tres cuatro, cierra la puerta… cinco, seis, mira el crucifijo…” y demás.

Esta saga dio para siete secuelas, que llegaron a las salas en los siguientes años: 1985, 1987, 1988, 1989, 1991, 1994 y dos cintas en 2010, además de una teleserie. Y “Freddy Krueger”, interpretado por Robert Englund, es tan básico en el cine de terror, que en 2011 se convirtió en un personaje de la serie de videojuegos “Mortal Kombat”, siendo recibido con ovación por los fanáticos.

Y ni qué decir de “Jason Voorhees”, un niño de 11 años que se había ahogado en un lago y que eventualmente aparece para matar gente en las inmediaciones de este accidente geográfico. Este niño es el protagonista de “Viernes 13”, toda una serie de cintas cuya primera entrega llegó en 1980 y es la más nutrida con 12 secuelas, que llegaron en los siguientes años: 1981, 1982, 1984, 1985, 1986, 1988, 1989, 1993, 2002, 2009. Habrá otra el año que entra.

Es más, en 2003 se filmó una cinta sui géneris que puso a pelear a estos dos últimos asesinos seriales: “Freddy contra Jason”, por lo que el festín sanguíneo fue para darse abasto con los fanáticos de ambas sagas. Jason, caracterizado por una máscara que asemejaba las que usan los jugadores de hockey sobre hielo, también llegó a la televisión con mucho éxito, por cierto.

Y qué tal un dulce muñequito como medio de expresión para el maligno. Esta es la base de “Chucky”, una saga que pasó de lo terrorífico a lo risible, eso sí, con mucha repercusión en el público, acerca de un muñeco poseído por un alma en pena que buscó a un niño para reencarnar y seguir sembrando el mal.

La primera cinta fue estrenada en 1988 con sus respectivas secuelas en 1990 y 1991. Sin embargo, en 1999 llega “La novia de Chucky” como un mero pretexto para seguir explotando la saga, pero fue tan exitosa que llegó otra cinta más, “El hijo de Chucky” en 2004, y habrá una sexta, que también es esperada para el 2012 (no cabe duda que este año, en el que supuestamente se acabará el mundo, también será el del regreso de los íconos del terror en el cine).

También ha habido cintas inspiradas en la vida real, caso concreto el de la “Masacre de Texas”, acerca de un grupo de jóvenes que, durante un viaje, se topan con una familia de caníbales, dando paso a todo un vaivén de escenas sumamente crudas y violentas. La primera cinta se estrenó en 1974 y sus secuelas en 1986, 1990, 1994, y un remake en 2003. Esta cinta fue importante porque puso a otro personaje terrorífico en la trama de los más temidos: “Leatherface” (o Cara de Cuero, en su traducción literal).

Otra cinta famosa es “La profecía”, sobre un embajador de Estados Unidos cuya esposa pierde a su hijo al momento de nacer, y para que no se diera cuenta, lo decide cambiar por un bebé sin fijarse que se trata del Anticristo. La primera cinta, protagonizada por Gregory Peck, llegó en 1976, siendo toda una saga cuyas cintas llegaron en 1978, 1981 y 1991.

Es más, con esta cinta hubo una situación particular. En 2006 se filmó un remake que a las salas mexicanas, llegaría el día 6 de junio de ese año, dando paso a una cábala, ya que si se muestra numéricamente, es el día 6, del mes 6 del año 6. El 666 es el número del Anticristo según el Apocalipsis, y no faltó la persona que quiso asociarla con el fin del mundo, cosa que no pasó.

Y si nos vamos un poco más a los noventa, nos topamos a “Scream”, acerca de un asesino que usa una máscara inspirada en el cuadro del pintor noruego Edvard Munch, “El grito”. Fue una de las más populares debido al uso de gente conocida en los medios, como Neve Campbell, Courtney Cox, David Arquette, Skeet Ulrich y Drew Barrymore, entre otros. La primera cinta, que fue muy popular, llegó a las salas en 1997, y sus respectivas secuelas en 1998, 2000 y en 2011. Aunque ya no tuvieron el mismo éxito de la primera, se planea una quinta cinta que eventualmente estaría lista para el año que entra.

Llegó el nuevo milenio y hubo una cinta que dio mucho de qué hablar para bien y para mal. Se trata de “El proyecto de la bruja de Blair” (1999), acerca de dos supuestas desapariciones. Fue una de las primeras cintas que involucró al internet y gracias a una astuta campaña promocional logró un éxito sin precedentes, al grado de convertirse en una de las cintas independientes más exitosas. Costó 22 mil dólares y generó más de 250 millones en taquilla.

Eso sí, su éxito no se mermó cuando se descubrió que no estaba precisamente basada en hechos reales. Pero cuando llegó su secuela en el 2000, ya con una trama basada en un guión (no tan improvisada como la primera), ya no tuvo el mismo éxito avasallador.

En 2004, llegó a las salas “Saw: Juego macabro”, estelarizada por Cary Elwes y Danny Glover, acerca de un psicópata que secuestra personas para asesinarlas. Pero a diferencia de otras cintas, todo gira en torno al nombre de este ser: “Jigsaw” (rompecabezas en español), pues todas estas personas mueren mutiladas, cercenadas y hasta desintegradas. La cinta, como era de esperarse, fue un éxito rotundo y ha generado toda una serie de secuelas desde 2005 hasta el 2010 que ha sabido respetar la trama original y por ende, ha conseguido éxito.

El director Eli Roth llevó a la pantalla una cinta llamada “Hostal” (2005), sobre un grupo de jóvenes varones que viajan a Praga para divertirse, pero se topan con un lugar del que podrían no escapar con vida, ya que ahí las personas son torturadas y asesinadas con una saña muy poco común, emulando algunas cosas vistas en “Saw” y “La masacre de Texas”. La cinta causó mucha conmoción y éxito, y en 2007 se editó una segunda parte, con la diferencia de que las protagonistas eran mujeres.

Otra saga terrorífica exitosa es “Actividad paranormal”, basada más en el terreno del documental y que trata de algunas presencias extrañas que habitan una casa. La primera cinta llegó a las salas en 2008 con muy buen recibimiento, en 2009 la segunda parte a la que ya no le fue tan bien en taquilla. Hay una tercera titulada “Los marcados”, y por estos días se ha estrenado una cuarta: “La dimensión fantasma”.

Relacionados

Anunciate en Filmweb