Las relaciones amorosas y las familiares en “El dilema del erizo”

Jaime Rosales Domínguez.-

Una grata sorpresa espera a quienes acudan los viernes al Espacio Urgente 1 del Foro Shakespeare: se encontrarán con “El dilema del erizo”, una historia sobre los dos conflictos acaso más acuciantes del ser humano: las relaciones amorosas y las familiares.

La obra, presentada por el Colectivo Sie7e Tierras, posee varios aciertos: primero, la exploración de un tema capital, expuesto por su autor Aldo Martínez Sandoval, mediante un texto imaginativo que revela una aguda observación de la condición humana; segundo, una dirección de Gabriela Aparicio que explota todos los recursos actorales del elenco para alcanzar la densidad precisa de la historia, y del espacio para proponernos diferentes cuadros y espacios mediante el sencillo, pero creativo recurso de encender y apagar lámparas según el foco de la escena vaya a una u otra de las cuatro esquinas del breve rectángulo.

erizo-2

Finalista con razón del XIII Festival de la Joven Dramaturgia, “El dilema del erizo” se despliega mediante cinco actores que representan a nueve personajes y cinco parejas, entre los que encontramos varios arquetipos de lo que constituyen las intrincadas relaciones humanas, pero no se crea que trabajados como clichés, sino dentro de un planteamiento que traza los caracteres en toda su complejidad, expresada precisamente mediante la, aparentemente, sencilla formulación del dilema en cuestión y sus consecuencias no solo filosóficas sino vitales.

Una que no es menor: ¿la vida se trata de acomodarse para no salir raspados manteniendo un equilibrio que en tales casos siempre será inestable? ¿o nos arriesgamos en una delgada línea roja entre abandono y dolor?

En el elenco de este interesantísimo montaje figuran Ana María Quintana, Hugo Rocha, Gonzalo Sandoval, Fernanda Benítez y Karina Carmona, quienes son egresados del Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM, y de la Escuela Nacional de Arte teatral.

En temporada desde septiembre, ofrecerán todavía tres funciones más, todos los viernes hasta el 28 de octubre en el ya mencionado Foro Shakespeare.

Fotografías: Jaime Rosales Domínguez

Post relacionados