Las películas mexicanas de terror que en lugar de miedo nos han hecho reír

noviembre 1, 2016

Por: Redacción

Fernando Díaz Juárez.-

El cine de terror en México es de gran tradición, pero algunos largometrajes del género, más que miedo, se han caracterizado por inspirarnos incredulidad, sorna o divertimento debido a lo inverosímil de sus situaciones, a intérpretes sobreactuados, maquillajes que para la época se realizaron con las más innovadoras técnicas, y también a causa a los efectos especiales que, pese a estar hechos con gran esfuerzo, denotan momentos “chuscos”.

Pese a ello, se trata de películas clásicas que ocupan un lugar especial en la cinematografía mexicana. Muestra de ello es “Cementerio del terror” (1985), que dirigida por Rubén Galindo Jr., narra cómo un profesor sospecha que un malvado homicida pudo haber descubierto la forma de regresar de la tumba para continuar sus asesinatos.

En la historia un grupo de adolescentes decide llevar a cabo una broma de Halloween, al robar el cadáver del asesino de la morgue. Cuando recitan un hechizo del viejo libro de los muertos, el cuerpo vuelve a la vida, junto con el resto de cadáveres del cementerio.

Cómo olvidar las actuaciones de Hugo Stiglitz, Andrés García Jr., María Rebeca, Eduardo Capetillo y Leo Villanueva.

terror-reir-2

Rubén Galindo Jr. También se encargó de dirigir “Ladrones de tumbas” (1989), sobre cómo un grupo de jóvenes emprende un viaje a un cementerio en busca de tesoros.

Por accidente llegan a un túnel secreto en una tumba, donde encuentran joyas y el cadáver de un inquisidor que años antes trató de engendrar el hijo del diablo.

La pesadilla comienza cuando “Manolo” (Ernesto Laguardia) quita el hacha que el cadáver tenía incrustada en el pecho, y el muerto cobra vida con la intención de encontrar a una mujer virgen para poder engendrar al hijo del mal.

La cinta cuenta con actuaciones de Fernando Almada, Edna Bolkan (nuestra orgullosa “Chica Bond”), y unas entonces jovencísimas Erika Buenfil, María Rebeca y Andrea Legarreta.

terror-reir-3

Sin embargo, la “saga” más popular del género en México y que nos ha dado más risa que miedo es la conformada por “Vacaciones de terror” (1989), protagonizada por Pedro Fernández (junto con su peculiar corte de cabello), Gabriela Hassel, Julio Alemán y Nuria Bages.

A cargo de René Cardona III, cuenta la historia de una familia que va de vacaciones a una casa de campo que le ha sido heredada al patriarca, pero que esconde secretos terribles, como el hecho de que en un antiguo árbol del jardín haya sido colgada quemada una bruja.

El eje central son una muñeca poseída (todos alguna vez hemos imitado el movimiento horizontal de sus ojos), y un amuleto con poderes para salvar a los protagonistas de acontecimientos diabólicos. Por cierto, también hemos bromeado con la secuencia en que Pedro Fernández levita en el aire, diciendo que se le ven los “hilos” con que fue colgado.

terror-reir-4

Dos años más tarde llegó la secuela de esta historia: “Vacaciones de Terror 2: Noche de Brujas”, en la que “Roberto” (Joaquín Cordero), un productor de cine, da una fiesta de Halloween en los estudios fílmicos donde trabaja.

El pastel para celebrar la ocasión va en una maqueta con una bruja (más bien parece duende o troll) que provoca el pánico de los asistentes, entonces “Julio” (otra vez Pedro Fernández) y su novia “Mayra” (Tatiana) se proponen destruir a ese ser maléfico que al final se derrite, literalmente, cual estatua de cera.

terror-reir-5

Otro título imprescindible del cine mexicano de terror con el que hemos reído es “Pánico en la montaña” (1989), cinta dirigida por Pedro Galindo III y con ¡Jorge Reynoso como el monstruoooooo!

El largometraje narra la historia de “Pedro” (sí, nuevamente Pedro Fernández) y su tío “Beto” (Adalberto Martínez “Resortes”), quienes pertenecen a un sindicato de busca tesoros, y emprenden la aventura de encontrar un tesoro en una mina que, según los lugareños donde se ubica, está maldita.

terror-reir-6

Y cómo olvidar “Dimensiones ocultas” (Don’t Pánic, 1988), de Rubén Galindo Jr. Filmada originalmente en inglés para llegar al mercado anglosajón, pero doblada al español, cuenta cómo durante su cumpleaños un adolescente de nombre “Michael” (Jon Michael Bischof) recibe una ouija de regalo.

A partir de ese momento el protagonista (con todo y su pijama de dinosaurios) comienza a tener pesadillas en las que sus amigos son asesinados, y así sucede realmente. Entonces una fuerza maligna de apodera de él.

En este filme actúan Gabriela Hassel, Helena Rojo, Jorge Luke, Juan Ignacio Aranda, Eduardo Noriega, Raúl Araiza, Roberto Palazuelos, Mario Iván Martínez y Evangelina Elizondo, entre otros.

terror-reir-7

Relacionados

Festival de Cine para Niños