Pet Film Fest Tepoztlan

“Las Mañanitas” a la Virgen, tradición emotiva en pantalla chica

diciembre 6, 2014

Fabián de la Cruz Polanco.-

Además de los sucesos artísticos, históricos y deportivos que han llegado a la pantalla de cristal en México, la televisión ha creado sus propios eventos especiales, convertidos en grandes producciones que han cimbrado a multitudes. Una de ellas es, sin temor a equivocarnos, la tradicional transmisión desde la Basílica de Guadalupe, de “Las mañanitas” a la Virgen de Guadalupe cada 12 de diciembre.

Esta fiesta de todos los mexicanos, se instituyó desde 1951, casi en los inicios de la televisión mexicana, a través del ese entonces llamado Telesistema Mexicano, hoy Televisa, misma que ha sido seguida por millones de telespectadores devotos, y con un gran fervor guadalupano.

En este sentido, no cabe duda que la televisión mexicana ha sido devota. Ninguna otra imagen se repite tanto en las producciones televisivas, como por ejemplo las telenovelas, que la de la Guadalupana. En estas producciones, la Virgen de Guadalupe ha sido paño de lágrimas de innumerables personajes, quienes sufren mil y un calamidades a través de sus historias.

Y lo mismo ha ocurrido en el cine y en otros programas unitarios. Incluso, hoy día existe un programa llamado “La Rosa de Guadalupe”, en la que cada capítulo muestra historias que, para alcanzar el triunfo, son ayudados por la Guadalupana.

Desde la década del cincuenta, es ya una tradición que artistas mexicanos y extranjeros hagan a un lado su imagen de inalcanzables, para unirse al pueblo y ofrecer un tributo a la Virgen de Guadalupe, y qué mejor manera de hacerlo que interpretando las tradicionales “Mañanitas”, así como otros cantos típicos de la cultura mexicana.

Cabe mencionar que para llevar a cabo las primeras transmisiones desde la Basílica de Guadalupe de esta fiesta nacional, debido a la carencia de microondas y demás apoyos tecnológicos, era necesario el trabajo de varios técnicos y personal especializado en su momento, quienes debían de trasladar toneladas de equipo, y con varios días y horas de anticipación, para llevar a cabo esa transmisión que, además, se hacía también a través de la radio.

Es digno de recordarse el “Maratón Guadalupano”, realizado en 1954, llevado a cabo para recaudar fondos que fueron destinados a la remodelación de la antigua Basílica del Tepeyac, al que se dieron cita figuras muy queridas entre el público, a quienes no les importó el desvelo con tal de llegar a la meta establecida para cubrir los gastos de albañilería y arquitectura.

Entre ellos estuvieron Pedro Vargas, Marga López, María Victoria y Lola Beltrán, entre muchos más.

De igual manera, la inauguración de la Basílica de Guadalupe, en 1970, fue otro de los acontecimientos religiosos que han acaparado la atención de la concurrencia a través de la televisión, a la cual se sumaron, años más tarde, las visitas a ese mismo inmueble del Papa Juan Pablo Segundo, en los años de 1979, 1991 y 1999.

En su momento, el Sumo Pontífice se declaró ferviente devoto de la Guadalupana, lo cual lo unió más al pueblo mexicano.

Televisa y Televisión Azteca hicieron a un lado su marcada rivalidad para cantarle a la Virgen de Guadalupe “Las mañanitas”, reuniendo a parte de sus elencos quienes asisten a la Villa para dar gracias por los favores recibidos durante el año, en medio de sus respectivas verbenas populares.

Cabe mencionar que Televisión Azteca tomó esta tradición apenas en 1998, ya que antes sólo se mencionaba el evento como nota de lo ocurrido en la ciudad y en otros estados, durante este día especial.

Relacionados