“Lalo” de Omar Yñigo, en el San Diego Latino Film Festival

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

Más que satisfecho se encuentra el cineasta mexicano Omar Yñigo, pues el San Diego Latino Film Festival incluyó su cortometraje “Lalo” en su Selección Oficial para exhibirse en la edición número 23, a realizarse del 10 al 20 de marzo próximo en el AMC de Fashion Valley, en California.

El evento, en el que se proyectan más de 160 películas de todo el mundo, centra su programación en historias hechas y protagonizadas por latinoamericanos.

Con un guión también creado por Yñigo, en conjunto con Jane Arapawe, “Lalo” presenta a un niño huérfano que vive en un orfelinato, cuyo sueño es poder cantar en el coro de la colonia donde éste se ubica. Sin embargo, para lograrlo deberá superar el rechazo y el bullying del que es víctima por parte de sus compañeros.

Cabe mencionar que para la realización de “Lalo” Omar Yñigo tuvo como equipo de producción a alumnos egresados de la Licenciatura en Cinematografía, de la Universidad de las Californias Internacional (UDCI).

Estoy muy contento de que éste corto, que comenzó como un proyecto de clase para la Licenciatura de Cine de la Universidad de las Californias Internacional, en Tijuana, haya logrado trascender las paredes del aula y haya llegado, por así decirlo, al mundo real de los festivales de cine.

Éste ya es el segundo festival en que resulta seleccionado, pero el primero fuera de México. No podría estar más contento. Sobre todo porque es un trabajo que realicé con mis propios alumnos. Esa era la idea, y parte del aprendizaje para ellos, el demostrar que sólo trabajando en equipo es posible hacer una película”, dijo el también realizador de “Marcelo” y protagonista de “Me llamo Cosmo”, proyecto en el que retomó su faceta como actor.

Sobre la marcha que espera tener en festivales con “Lalo”, comentó que también lo incluirá en eventos de este tipo “tanto en México como en el extranjero, y especialmente me gustaría aplicar a festivales de cine para niños, pues aunque la temática tiene un atractivo para todas las edades, la historia se centra en la situación de un niño víctima de ‘bullying’.

Por supuesto hay un mensaje para los adultos, quienes suelen ser en parte responsables, al menos por omisión, pero en especial hay un discurso de aliento para los niños, tanto víctimas como victimarios de dicho fenómeno tan antiguo como la misma sociedad”, agregó.

A la par de este proyecto y de la puesta en escena, Omar Yñigo incursionó recientemente como realizador en el género del documental con “De músico, poeta y loco”, el cual aborda la vida de un miembro de su familia, su tío León Yñigo que fue maestro de arquitectura en la Universidad de Guadalajara durante casi 40 años y hace unos ocho se jubiló y empezó a vivir otro estilo de vida.

Inclusión perruna

El pasado 20 de enero, en el escenario del Foro 37, en la Ciudad de México, se llevó a cabo el estreno del monólogo “Me llamo Cosmo”, realizado con la idea de crear consciencia entre los espectadores sobre las dificultades e infortunios por las que atraviesa un perro de la calle, además de establecer una analogía y contraste entre la vida de un perro y la de un ser humano.

Lo que busca el equipo de trabajo con el montaje de “Me llamo Cosmo” es el de dar a los animales, tanto domésticos como callejeros, un máximo nivel de inclusión, respeto, dignidad y al mismo tiempo, generar conciencia en el público para otorgar estos valores cívicos hacia estos seres, en especial de los niños y los jóvenes, esto ante el exceso de violencia y crueldad que se está teniendo hacia los animales domésticos hoy día.

Durante su infancia y juventud Omar Yñigo ha tenido la fortuna de convivir con animales de compañía, entre perros y gatos, debido a que su madre creó una asociación de apoyo a este tipo de seres vivos en Tijuana, Baja California; y aunque han sido varios los seres vivos con los que ha convivido, tiene a su consentido: una perrita que se llama “Totó“.

Se le puso el nombre en honor al perrito de Dorothy de ‘El mago de Oz’. Le puse así porque se le parece bastante y bueno,  porque ‘El mago de Oz’ es una de mis películas favoritas. Es una perrita admirable. Yo voy a Tijuana cada dos o tres meses y cada vez que llego, corre y me saluda como si nunca me hubiera ido.

Es un ser muy noble y muy agradecido. Cada vez que visito a mis padres, no puedo dejar de salir al patio a saludarla. Es la imagen que suelo traer a mi mente cuando busco conectar con el personaje de ‘Cosmo’. Se podría decir que es mi inspiración en cada función del monólogo”, concluyó.

Fotografía: Cortesía Omar Yñigo

Post relacionados