La presencia del NTL en Lunario no sustituye al teatro nacional, sólo lo complementa: Patricia Ríos Pérez

marzo 25, 2018

Por: Redacción

La presencia, desde hace 8 años, del programa National Theatre Live, exhibido en el Lunario del Auditorio Nacional, no tiene la intención de alejar al público de las salas nacionales dedicadas a ofrecer montajes escénicos, sino todo lo contrario, dejando en claro que en el país también se produce un teatro con excelente calidad en su producción e interpretación.

Lo anterior fue expresado por Patricia Ríos Pérez, coordinadora de proyectos especiales del inmueble ubicado en Paseo de la Reforma, en cuya responsabilidad recae la coordinación del programa arriba mencionado, además del correspondiente a la transmisión en vivo de las funciones de ópera del Metropolitan Opera House de Nueva York, con quien Filmeweb tuvo la oportunidad de platicar sobre las nuevas temporadas de ambos.

¿Cómo fue que comenzaron en el Lunario del Auditorio Nacional las temporadas del National Theatre Live?

Fue porque la Embajada del Reino Unido en México se acercó a nosotros y nos preguntaron si nos interesaba el proyecto, y lo iniciamos con una transmisión en directo de ‘Phèdre’ y fue un tema muy complicado. Nosotros, junto con otros países, fuimos como los conejillos de indias del proyecto, que se empezó en vivo. Pero vieron que en vivo no era rentable y entonces nos enviaban el disco sin subtítulos y en un formato que no existía en México, por lo que teníamos que cambiarlo y mandar a hacer el subtitulaje, tardando ese proceso un mes más para su exhibición. Pero desde hace dos años el National lo empezó  a mandar ya subtitulado, lo cual nos facilita mucho el procedimiento”.

¿Cuáles son las sorpresas con las que llega la temporada 2018 de National Theatre Live?

La selección no la hacemos nosotros. La hace directamente el National por muchos motivos, incluyendo la de los derechos, que no siempre se tienen los mismos para las obras. Ellos son quienes  deben de hacer la curaduría de las obras. Nosotros lo que hemos hecho, es que si no nos mandan una obra determinada, se las solicitamos y ellos nos dicen si está disponible o no. Ese fue el caso de Frankenstein, de Danny Boyle, que no la iban a mandar al extranjero, justo por cuestiones de derechos, porque actuaban actores muy famosos, como Benedict Cumberbatch y Jonny Lee Miller y porque la dirigía el mismo Boyle.

Entonces les escribimos y les preguntamos si había posibilidades de enviarla y bueno, ha sido una de las obras que más ha proyectado el National en este proyecto y que ha tenido varias repeticiones, porque la gente la sigue pidiendo y es muy buena propuesta.

Esta selección la manda el National Theatre directamente y nosotros elegimos las obras que queramos, aunque nosotros siempre las elegimos todas, porque lo que recibimos siempre ha gustado y ahora lo que propone en esta edición 2018 es que inicia con un musical, un género que no es tan sencillo que presente el Nat. Otro musical que presentaron y que tuvo mucho éxito, fue ‘Fela’, sobre la vida de Fela Kuti; y bueno empezamos con ‘Follies’, un musical divertido con el drama de la nostalgia; seguimos con ‘Joven Marx’ y ‘La gata sobre el tejado caliente’, un clásico de Tennessee Williams, seguimos con ‘Julio César’ y cerramos con ‘Macbeth’, la cual no ha sido estrenada en Londres”.

Una de las ventajas de este programa es que tienes la oportunidad de ver en México teatro de primer mundo.

Pero eso no substituye ir al teatro en México y hay que dejar en claro que en nuestro país se hace teatro de muy buena calidad. Es diferente, pero hay un buen teatro. Este programa no lo sustituye, solo lo complementa o enriquece. Te permite ver puestas en escena que son imposible de ver, a menos que puedas ir a Londres una vez al mes. Nos hemos preocupado en dar mucha información de cada obra en los programas de mano para que se le permita al público tener datos de la obra, su equipo creativo y actores.

Una vez, hablando con un actor que vino a ver ‘War Horse’ nos decía que los actores interpretan también con la mirada, lo cual no puede ver la mayoría del público, a diferencia de estas transmisiones, en donde se puede apreciar la expresión visual de los actores gracias a la dirección de cámaras, que te permite ver con detalle la transmisión y eso es padre, porque es una excelente idea de acercar más a la gente al teatro. También es una excelente idea modernizar textos antiguos, como el caso de ‘Julio César’. Una vez platicando con Blanca Guerra, comentábamos que sería bueno tener más teatro contemporáneo en este proyecto, pues hay teatro nuevo llevándose a cabo y nos gustaría que fuéramos tomados más en cuenta en ese sentido por la gente del National Theatre”.

También tú estás involucrada en el programa En vivo desde el Met de Nueva York.

Aquí el proceso es igual. He tenido la oportunidad de ir y verlo en Nueva York y puedo decir que lo que se ve aquí, que también es en vivo, en la pantalla más grande donde se proyecta el programa, es más afortunado que verlo en vivo por muchas cuestiones. Me pasó con ´Los pescadores de perlas’, la cual la directora de relaciones públicas del Met me decía que no era para verse en vivo, sino en pantalla.

Lo que se ve en nuestra pantalla es completamente en vivo, con una transmisión de primer nivel y una dirección de cámaras especializada, la cual está basada en las intervenciones de los instrumentos, pues tienen un director de orquesta que va indicando los cambios de cámara de acuerdo al impacto de los instrumentos y con esto se envuelve más al público. Será nuestra onceava temporada, que inicia en octubre de 2018 con una buena mezcla de títulos clásicos y nuevos montajes.

Por ejemplo, viene ‘Aída’ que es de las clásicas, pero viene ‘Sansón y Dalila’, que nunca se había presentado dentro de este programa. Retoma ‘La fanciulla del West’, que ya había estado, pero viene ‘Marnie’ que también nunca había estado y es un estreno. Viene ‘La traviata’, con una nueva puesta en escena. Luego viene ‘Adriana Lecouvreur’ y un reestreno de ‘Carmen’, que es muy gustada con Roberto Alagna y Clémentine Margaine. Viene también el reestreno de ‘La hija de regimiento’ que ya la habíamos tenido.

Viene también ‘La Valkiria’, con la puesta en escena de ‘La Bestia’, que es una escenografía que se llama así porque es una pantalla sensible al movimiento al tacto y la pantalla se va moviendo y esto va haciendo la escenografía de la puesta y los cantantes tienen que estar colgados a arneses durante toda la representación.

La temporada inicia en octubre y termina en mayo de 2019”.

 

¿Cuál es la respuesta de estos programas en provincia?

Tenemos muy buenas asistencias y se proyecta en todo el país, desde monterrey hasta en pueblos pequeños. Las exhibiciones las hacemos en el Auditorio Nacional, en algunos complejos de Cinépolis, en ciudades como Monterrey, Guadalajara, Cuernavaca, San Luis Potosí y en todas hay muy buena asistencia. También estamos en Cancún, Oaxaca, Puebla y en países como Nicaragua, donde tenemos licencia con ellos y somos intermediarios. En América, el programa se transmite en Canadá, obvio Estados Unidos, además de Guatemala, Costa Rica, Colombia, Chile, Argentina y Perú.

¿Y cómo funciona el programa en el área académica?

Esta temporada se fue a un sinfín de escuelas a platicarles del proyecto, tanto de opera como de teatro, pues se trata de romper falsas ideas de lo que es la ópera y es un trabajo muy fuerte, crear audiencias. Se ofrecen descuentos y se cuida el acercamiento a los títulos, para que les llame la atención. Es un trabajo constante. Hay papás que traen a sus hijos, niños y adolescentes y eso nos agrada bastante.

Creo que estos programas de ópera y teatro deben atraer a estudiantes de Administración de industria del entretenimiento,  producción, escenografía, cine, teatro y periodismo cultural. Creo que el abanico de profesionales que tienen que venir para conocerlos es muy amplio, a menos que puedas ir a NY o a Londres y puedas entrar tras bambalinas.

Son proyectos que son una gran apuesta en auditorio y son muy demandantes y en diez años todos los directores que ha tenido el Auditorio Nacional han apostado por la creación de público y sumar más a la propuesta cultural del país. Quienes vengan verán proyectos de calidad y esa calidad es tan grande y emotiva que no podrán resistir el aplaudir a una pantalla”.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Relacionados

Anunciate en Filmweb