La importancia de amar con intensidad en Prometo no enamorarme

junio 9, 2018

Por: Redacción

Una historia de amor sobre la importancia de querer con intensidad, es lo que el cineasta mexicano Alejandro Sugich propone en su nueva película Prometo no enamorarme, que protagonizada por los actores Natalia Varela y Alfonso Dosal se ha estrenado en cines del país.

Basada en la novela corta Noches blancas, del ruso Fiódor Dostoyevski, la cinta muestra a ‘Julieta’, una chelista casada con el músico ‘Daniel’ (Alfonso André), quien siente que la relación se desintegra en medio de los compromisos y decide poner un ultimátum.

Ambos dejan de lado sus pendientes de trabajo para verse en la Ciudad de México -donde él le propuso matrimonio- para platicar y tratar de no separarse. Ella sí llega a la cita, pero él no. Entonces ‘Julieta’ conoce a ‘Iván’, un DJ que graba sonidos para su próxima presentación.

Las siguientes 24 horas las pasan juntos: ‘Iván’ idealizando a ‘Julieta’; y ésta, al lado de alguien que la aprecia y admira, se siente acogida en un momento en que el amor le hace falta. Pero cuando ‘Daniel’ aparece la protagonista debe tomar una decisión de con cuál de los dos quedarse.

Es una historia de amor, de desamor, de encuentro, de la importancia de querer con intensidad. Hay veces que es mejor una historia breve que algo que dure mucho y que sea monótono.

Es una historia en la que dos personajes se dedican a lo mismo y se encuentran; pasean por la ciudad hablando de música, cultura y amor”, precisó Alejandro Sugich, quien en 2014 debutó como director con la película Casi treinta.

Incluso señaló que su largometraje está inspirado en películas emblemáticas como Historias de Lisboa, de Wim Wenders; Antes del amanecer, de Ricahrd Linklater o Manhattan y Annie Hall, de Woody Allen.

Para Alfonso Dosal, se trata de un largometraje para toda la familia y con el que muchos espectadores se sentirán identificados, aunque a su parecer no es exactamente una comedia romántica.

Espero que la película tenga mucho éxito en taquilla, pero a mi consideración es más importante que toque las fibras sensibles del público, que la gente vaya a verla y la disfrute de principio a fin”, señaló el actor.

Prometo no enamorarme contó con una inversión de 17 millones de pesos, de los cuales dos millones 500 mil provinieron del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución Cinematográfica Nacional (EFICINE). Ha llegado a cines de la República mexicana bajo el sello de Cinépolis Distribución.

Por: Fernando Díaz Juárez | @fercho_potter

Relacionados