La historia de las epidemias en el cine mexicano e internacional

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

Las fantasías en torno a las enfermedades están muy relacionadas con lo que se sabe de ellas y con el hecho de que exista o no un tratamiento para ellas. Bajo esta premisa, el especialista Baldomero Ruiz Ortiz habló sobre la historia de las epidemias en el cine mexicano e internacional.

A través de una charla organizada por el Centro de Documentación de la Cineteca Nacional, y la Asociación de Análisis y Teoría Cinematográfica (SEPANCINE), el maestro en Comunicación y Política por la UAM Xochimilco expuso diversos ejemplos de filmes que retratan epidemias para demostrar cómo el imaginario cinematográfico es un reflejo de las preocupaciones clínicas, así como las carencias en el desarrollo de la ciencia.

Cabe destacar que los estudios de Ruiz Ortiz se han concentrado en el sentido social de las enfermedades infecciosas más importantes de la historia reciente, entre ellas la influenza, el ébola, la malaria y el Sida).

Hay una estrecha relación entre estas epidemias y el desarrollo científico; también con forma en que los grandes miedos que subyacen en el inconsciente colectivo internacional se manifiestan en fantasías cinematográficas, en donde aparecen como entes monstruosos”, precisó Ruiz Ortiz.

De acuerdo con el especialista, esos entes cambian de identidad cada vez que la ciencia divulga información acerca de las enfermedades o desarrolla vacunas para combatirlas, pues es una manera de otorgarle control a un público que se asusta fácilmente por los peligros desconocidos que representa una pandemia.

Epidemias cine 2

La fiebre amarilla dejó de ser una enfermedad horrorosa, como lo era hasta principios del siglo XX, porque se descubrió una forma de más o menos controlarla y de evitarla, y también se descubrieron vacunas. Entonces la fiebre amarilla dejó de ser esa enfermedad horrorosa, y lo mismo pasó con la viruela. Hoy hay muchas personas que le tienen más miedo al gluten que a la viruela”, mencionó.

El ponente destacó algunos momentos importantes para el desarrollo de la microbiología; como el descubrimiento de los primeros virus en 1890, la invención de los microscopios electrónicos en 1930 y la erradicación de la viruela en 1980; ya que potencializaron las fantasías públicas en torno a las enfermedades propagadas masivamente.

Entre los ejemplos latinoamericanos del género, el investigador destacó “Casas de fuego” (Juan Bautista Stagnaro, 1995), que interpreta la vida de Salvador Mazza, el científico pionero en la investigación de la Enfermedad de Chagas. Según Ruiz Ortiz, los largometrajes latinoamericanos cuentan con un comentario más social y humanístico que sus contrapartes estadounidenses.

Otras películas referenciadas en la charla fueron “Nosferatu”, de F. W. Murnau; “Filadelfia”, de Jonathan Demme; “Mala sangre” dirigida por Leos Carax; “Arrowsmith” de John Ford; “Panic in the Streets” de Elia Kazan; y “El año de la peste” de Felipe Cazals.

Imágenes | Principal: “El año de la peste””, dirigida por Felipe Cazals en 1979; y “Arrowsmith” de John Ford, protagonizada por Ronald Colman en 1931. 

 

Post relacionados