La esperada secuela de El resplandor ya tiene director

enero 31, 2018

Es una de las películas más importantes de todos los tiempos y ahora, su secuela, publicada primero en forma de novela hace cinco años, será adaptada al cine de la mano de los estudios Warner Bros. De acuerdo con el sitio Deadline, la segunda parte de El resplandor será dirigida por Mike Flanagan.

El realizador, quien ha estado al frente de largometrajes de terror como Oculus: El espejo del mal y Ouija: El origen del mal, será el encargado de ponerse tras las cámaras en esta adaptación al cine de Doctor Sueño (Doctor Sleep), como se titula originalmente la secuela de la historia concebida por Stephen King.

En esta ocasión ‘Dan Torrance’, ya de mediana edad, debe salvar a ‘Abra Stone’ de un grupo de viajeros en autocaravana casi inmortales, los cuales van por Estados Unidos alimentándose de los niños que poseen el don del “resplandor”.

Durante décadas ‘Dan’ estuvo a la deriva en un intento por escapar de la herencia de su padre, pero finalmente se estableció en un pueblo de Nueva Hampshire y trabaja en un asilo de ancianos, donde sus habilidades mentales proporcionan consuelo a los moribundos.

Incluso con la ayuda de un gato que tiene el poder de predecir quién va a morir, se convierte en ‘Doctor Sueño’.

Cabe destacar que Flanagan también se encargará de reescribir el guion original escrito por Akiva Goldsman, quien fue reportado como guionista tras el anuncio del proyecto en 2016, y fungirá también como productor ejecutivo de la futura cinta, aún sin reparto confirmado.

El resplandor fue dirigida por Stanley Kubrick en 1984, con las actuaciones protagónicas de Jack Nicholson, Shelley Duvall, Danny Lloyd y Scatman Crothers. Es una adaptación cinematográfica de la novela homónima escrita por Stephen King, publicada siete años antes.

La historia gira en torno a ‘Jack Torrance’, un escritor ex alcohólico que acepta un puesto como vigilante de invierno en un hotel solitario de alta montaña, al que se había trasladado con su familia para ocuparse del mantenimiento.

Una vez allí, empieza a sufrir inquietantes trastornos de personalidad. Paulatinamente, debido a la incomunicación, al insomnio, a sus propios fantasmas interiores y tal vez a la influencia maléfica del lugar, se ve inmerso en una espiral de violencia contra su mujer y su hijo, que a su vez parecen víctimas de espantosos fenómenos sobrenaturales.

Por: Omar Villalpando

Relacionados