La Compañía Teatral de la Catedral tiene nueva voz

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Después de haber realizado algunas modificaciones dentro de la Compañía Teatral de la Catedral, ante la salida del director artístico Jonathan Granados, el padre Victoriano Martínez, con la anuencia del Cabildo Metropolitano y el Deán de la Catedral, el padre Francisco Espinoza Estrada, decidió nombrar al primer actor Germán Villarreal como el nuevo director artístico de la misma.

Dentro de esta responsabilidad que tiene el histrión, que cuenta con una trayectoria de cuarenta años en el mundo del teatro y la docencia, se encuentra el mantenimiento de la temporada del recorrido dramatizado “Voces de Catedral”, que se presenta desde el pasado 1 de febrero dentro de la Catedral Metropolitana, además de dirigir la nueva propuesta escénica del grupo, con motivo de la próxima Semana Santa.

Este proyecto es el espectáculo “La Tumba Vacía”, un texto escrito por Enrique Establés Giménez, que en esta ocasión contará con elementos de música con percusiones y  cantantes en vivo, además de la interpretación de los personajes por parte de los integrantes de la Compañía Teatral de la Catedral, a través de teatro en atril.

Haciendo uso del poder de la palabra dramatizada, en ‘La Tumba Vacía’ viajaremos por la experiencia del teatro en atril. Nuestra propuesta incluye la lectura, el canto y la poesía coral, todo bajo un formato ágil en donde existen cambios de vestuario, efectos sonoros con tambores, claves, triángulos y crótalos, además del uso apropiado de la iluminación y naturalmente la bella arquitectura que nos brinda la Catedral Metropolitana”, dijo Germán Villarreal.

La catedral no es sólo un lugar en donde existe arte. También es un centro de culto y no podemos olvidar su misión evangelizadora y catequética, por lo cual ‘La Tumba Vacía’ nos remite al mensaje de la Pascua, partiendo de la desesperanza de la muerte del crucificado hasta llegar a la alegría del su victoria sobre la muerte y la esperanzadora promesa de la resurrección”, agregó el también actor de “Mendoza”, adaptación teatral a partir de “Macbeth” de William Shakespeare.

Cabe mencionar que, con esta obra, Villarreal ganó el Festival Internacional de Teatro Clásico en Almagro, España en 2014; así como el Festival Iberoamericano de Cádiz ese mismo año, además de representarla en países como Alemania, Colombia, Cuba y Perú.

En el mes de julio de este año viajaré con ‘Mendoza’ a Costa Rica y de nuevo a España, para participar en otros festivales teatrales”, señaló el actor en cuya trayectoria ha tratado de representar o dirigir obras con un fuerte contenido social y que promuevan el respeto a la vida o a los derechos humanos, además de que hablen de la trascendencia o enaltezcan al ser humano.

Al hablar también sobre su trabajo como nuevo director artístico de “Voces de Catedral”, una idea original con textos del padre José de Jesús Aguilar, cuyo nuevo montaje se caracteriza por la inclusión en la trama de los órganos monumentales gemelos, únicos en el mundo y que se resguardan dentro del inmueble del Centro Histórico, Germán Villarreal mencionó que si existen planes de hacer modificaciones al texto.

En mi plan de trabajo sí existen planes para hacer modificaciones al texto, incorporando más información sobre el ‘Altar del perdón’, pues en este momento no se dice nada en relación a él. Habrá también que revisar algunos trazos escénicos y matices de voz en algunos personajes y, por lo demás, el montaje seguirá aprovechando lo ya creado y sobretodo, dejando en claro que la protagonista es la catedral en sí”, precisó.

Par finalizar, Germán Villarreal aprovechó para externar su emoción de dirigir artísticamente la Compañía Teatral de la Catedral, dejando en claro que para él es una forma de bendecir su trabajo.

El teatro fue el primer recurso de evangelización que los frailes franciscanos usaron en el nuevo mundo. Hacer teatro es y ha sido un quehacer que ha acompañado a la labor catequética de la iglesia. El tener la oportunidad de hacerlo en Catedral, no es solo un gusto sino una bendición para mi trabajo”, concluyó.