La banda de rock japonés más influyente del mundo en “We Are X”

Fernando Díaz Juárez | GUANAJUATO, enviado.-

Detrás de un gran músico suele haber una gran historia de vida, aunque no todo en ella implique más éxitos que descalabros. Bajo esta premisa Yokishi Hayashi, considerado el rockero más importante de Japón, se da a la tarea contar sus experiencias personales y profesionales en el documental “We are X”, dirigido por el estadounidense Stephen Kijak.

La cinta, que se estrenó en México en la edición 19 del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés), sigue al baterista y cofundador de la famosa banda de rock progresivo X-Japan, previo al concierto que junto a los demás integrantes ofreció en el Madison Square Garden de Nueva York, en octubre de 2014.

A través de imágenes que combinan gráficos coloridos y animaciones visualmente explosivas, el intérprete narra cómo la tragedia se cernió sobre él desde niño al vivir el repentino suicidio de su padre, hasta ese momento dueño de un negocio dedicado a la venta de kimonos y a quien encontró tendido en el piso al regreso de la escuela.

Un hecho que le llevaría a refugiarse en la música, especialmente en la batería y el piano para luego, a la edad de 15 años, formar un grupo al lado de varios adolescentes, entre ellos su mejor amigo Toshi, quien se convertiría en el vocalista.

Ese fue el comienzo de X-Japan, para muchos productores nipones la banda que sentó las bases del rock japonés, que cambió la forma de hacer música en un país marcado por las estrictas costumbres culturales y que hasta ahora, ha podido visitar decenas de ciudades en todo el mundo, registrando 30 millones de discos vendidos.

La cinta del documentalista Stephen Kijak muestra a un Yokishi aparentemente rudo, aunque en el fondo sensible y frágil ante otros azarosos obstáculos del destino, como la separación del grupo en 1997 debido al ingreso de Toshi a un extraño culto religioso donde le fue “lavado” el cerebro.

A ello se suman las muertes de dos integrantes: el guitarrista Hide, encontrado sin vida en su departamento; y el bajista Taiji, quien falleció tras haber quedado en coma. Ambos sucesos provocaron olas de llanto entre los seguidores de X-Japan, que volvería a reunirse una década después ya con la presencia de dos nuevos músicos.

Yoshiki 2

Abriendo viejas heridas

¿Por qué a pesar de las tragedias vividas no me he rendido? Porque estoy vivo y llevo en mi corazón a personas tan entrañables como mi padre, Hide y Taiji, quienes me alientan a seguir adelante y a trabajar duro para legarle algo bueno a nuestros seguidores”, expresó Yokishi, quien arribó a Guanajuato procedente de Japón para estar presente en la exhibición del documental en el Teatro Juárez.

“We are X” también muestra a la banda, años antes de lograr el éxito internacional del que actualmente goza, queriendo llevar su música fuera del país asiático, específicamente a Estados Unidos, donde al principio no tuvieron la aceptación deseada.

Asimismo retrata a los músicos en backstage, antes y después de algún concierto; incluso durante el proceso creativo al momento de escribir las letras de los temas y ponerles música, una tarea a cargo de Yokishi.

Cuando uno de los productores nos contactó y nos dijo que quería hacer un documental sobre nosotros nos rehusamos, porque era regresar al pasado y abrir viejas heridas, pero finalmente accedimos y no nos arrepentimos porque sólo así pudimos cerrar un capítulo en nuestras vidas”, señaló el músico, quien considera a México uno de sus países favoritos.

Entre ovaciones del público, principalmente admiradores, Yokishi también habló sobre el trabajo hecho por el cineasta Stephen Kijak, el cual calificó de admirable, y no descartó que a principios del próximo año pueda tocar en tierra azteca junto a los demás integrantes de X-Japan.

Fotografía: Cortesía GIFF | María Alcántara

julio 29, 2016

Etiquetas: , , , ,

Post relacionados