Joshua Gil seguirá haciendo cine mexicano de inclusión

Fabián de la Cruz Polanco.-

Porque las historias de la vida real son las que en verdad vale la pena contar, el realizador mexicano Joshua Gil seguirá trabajando por el momento en este género cinematográfico, con el que debutó como director con el título “La maldad”, misma que estrenó mundialmente en la Berlinale de 2015 y hizo lo propio en un pre estreno, que tuvo lugar hace unos días en el Cine Tonalá, en la Ciudad de México, antes de su estreno comercial, el próximo 27 de enero en la Cineteca Nacional.

Esto tiene más que contento al joven cineasta, cuyos créditos en el cine debutaron como parte del departamento de fotografía de la cita “Japón”, de Carlos Reygadas, filmada en 2002, quien tomó una historia familiar para llevar al cine esta historia intimista, acerca de la amistad de un par de ancianos campesinos en el ocaso de sus vidas.

Hacer este proyecto fue una experiencia muy fuerte, porque no tuvimos ningún tipo de apoyo para llevarlo a cabo y podemos decir que estamos ante un proyecto totalmente independiente. Toda la estructura de la producción, así como la historia tienen como bandera la libertad y eso nos grada bastante.

Es una historia real, que tiene que ver mucho con la realidad. Tuve mucha inquietud de conocer al personaje principal de la historia y al hacerlo y querer llevar a la pantalla su historia, tuve que esperar mucho tiempo para poder hacerlo pues no había presupuesto para concretarlo”, dijo Gil a Filmeweb.

Según Joshua Gil, “La Maldad” es una experiencia estética, sensorial y poética acerca de la desolación, el abandono, la vejez, la muerte y la nimiedad del hombre frente a la naturaleza.

La película es un paisaje desolado e inhóspito, con dos personajes principales, uno de ellos enfermo terminal y el otro obsesionado con filmar el guión estructurado en 12 canciones que escribió hace años acerca del abandono de su esposa.

El realizador comentó que los planes de exhibición de esta cinta incluye el recorrido por el país y la Ciudad de México de las 17 copias existentes de “La maldad”, las cuales incluyen además de la Cineteca Nacional, cine clubes, el Cine Tonalá, además de algunas salas exhibidoras comerciales, incluida Cinépolis, en algunos estados incluyendo Puebla, donde se llevó a cabo la filmación y producción de la cinta.

Tenemos también el plan de incluirlo en plataformas digitales, entre ellas Cinema Uno, además de hacer un recorrido por algunos países, como Brasil, Estados Unidos y algunas salas en Europa, y después hacer lo propio en Blue Ray”, aseguró Joshua Gil, cuya formación cinematográfica estuvo a cargo del cineasta Patricio Guzmán y los hermanos Quay.

Entre los próximos planes de trabajo del cineasta destaca la realización de una nueva docu-ficción, la cual ideó el año pasado, mientras viajaba y hacia promoción de “La maldad”, titulada “Sanctorum”, tomado también de la vida real a la cual califica como “una propuesta muy arriesgada”, cuya producción tiene en mente llevar a cabo a finales de 2017.

Contrario al título que hoy nos compete, para “Sanctorum”, Joshua Gil recibirá apoyos del Tribeca Film Institute, a través del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF).

Post relacionados