Jorge Gidi regresa a México en la búsqueda de proyectos en cine y teatro

julio 12, 2019

Escrito por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Después de haber trabajado en varios proyectos de cine y teatro independientes en Canadá, país en el que radicó por algunos años y estudió cine, el primer actor Jorge Gidi regresó a México en la búsqueda de proyectos que le permitan seguir creciendo como actor y cineasta.

Uno es la puesta en escena El silencio de los escorpiones, creada por la dramaturga y actriz de origen cubano Lupe Navarro, quien fusionó su trabajo con el también actor y director Sergio Rüed para el montaje de esta puesta, que se escenificará hasta el 24 de agosto en el Foro 37 de la Colonia Juárez, en la que hace una participación especial.

Estando en Canadá hice varios corto y largometrajes de producción independiente, además de que participé en algunas tesis de cine y algunas obras de teatro, lo cual me ayudó a darme a conocer en la industria de ese país. Sin embargo, ya sea de Canadá o Estados Unidos, ser latino significa enfrentar varios retos, aunque he de reconocer que ha habido cierto renacimiento y existe ya un oficio para los actores y cineastas de ese origen.

Me siento contento con lo que hice allá, pero en Canadá no existía un panorama muy claro para mí, pues se trata de un país con una industria no tan amplia, pues todos se van a Estados Unidos, por lo que decidí regresar a México y empezar a trabajar aquí, aunque hoy día la situación se torna un tanto difícil, más no imposible para quienes trabajamos en ella”, dijo.

No obstante Gidi, quien ha participado en cintas mexicanas como Dulce venganza y En algún lugar cerca del mundo (apoyada por el IMCINE); además de las cintas extranjeras Cleaning for Love y The Bridg, dijo no estar enterado al máximo de la actual situación por la que atraviesan las artes y el cine en el país, “por lo que creo habrá que esperar para ver qué sucede en el cine.

Sin embargo, creo que en el teatro la situación no es tan alentadora como esperamos. Todo se ha vuelto mucho más burocrático y complicado para conseguir apoyos. Pero repito que hay que esperar”, señaló Gidi, cuyo cortometraje The Date and The Bridge fue nominado como Mejor película y Mejor edición en los premios Gerretson de la Ryerson University.

Sobre su ingreso en El silencio de los escorpiones, Jorge Gidi dijo que este ocurrió por la amistad que lo une con Sergio Rüed, quien le comentó del proyecto quedando impresionado por lo fuerte de su historia, “por lo que no dudé en aceptar cuando me hicieron la invitación formal de estar en el proyecto”, precisó el también actor de en series como Blue Demon, Falsos falsificados, Atrapada y la telenovela Amar sin ley.

Se trata de una participación especial, pero se trata de una obra muy interesante que la verdad nadie se debe perder, tomando en cuenta todo lo que estamos viviendo hoy en día en el país. Se trata de un antagonista, que es el detonador de todas las situaciones fuertes que se viven en la historia”.

Al hablar sobre la situación del teatro independiente, Jorge Gidi reconoció que este tipo de producciones “son muy ingratas” en su realización, “pero existen gracias a la necesidad que tenemos de contar historias y hacer que la gente acuda a conocerlas.

Además de que para nosotros como artistas nos ayudan mucho para seguir probándonos como histriones, sin hacer a un lado que es muy divertido el poder probarnos en cada uno de los retos que nos ponen las historias en las que trabajamos”, concluyó el también dramaturgo de obras como La tertulia sobre cómo opera la ópera y La abadesa o crónica de las vicisitudes de la monja de Belén, misma que llevará de nuevo a escena en el mes de septiembre próximo.

A la par de estos proyectos, hoy día participa también en la temporada de la obra de Slawomir Mrozek, En alta mar, que se escenifica en el teatro ‘Wilberto Cantón’ de la SOGEM.

Relacionados