Jorge Farfán y su pasión por hacer cine

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Miembro de una de las familias más importantes en la rama de efectos especiales, Jorge Farfán cuenta con más de cuarenta años de hacer historia en el cine nacional e internacional como supervisor y creador de efectos especiales físicos mecánicos.

Dentro de este rubro, Jorge Farfán ha logrado compartir con muchos la pasión que ha sentido, desde que tenía 15 años de edad, por hacer cine y que se ha visto reflejada en su paso por distintas áreas del quehacer fílmico, desde ayudante de cámara, tramoyista, electricista y asistente de utilería.

Desde chavito, mi papá me llevaba a las filmaciones. Una de las que más me impresionó fue la de ‘El gallo de oro’, con Ignacio López Tarso. Aún lo recuerdo en su atuendo negro. Ahí también conocí a Lucha Villa, una mujer hermosa.

En otras filmaciones conocí a Freddy Fernández ‘El Pichi’, a ‘El Santo’, ‘Blue Demon’, Aldo Monti, a los hermanos Almada, en fin. En los Estudios Churubusco veía a muchos más, entre ellos a Emilio ‘El Indio’ Fernández.

Esos días me traen recuerdos maravillosos. Inconscientemente, mi padre sembró y regó la semilla”, comentó quien, además de contar con una amplia filmografía nacional, tiene otra muy basta en territorio extranjero en países como Venezuela, Colombia, Guatemala, y Estados Unidos.

Cuando llegaba a los sets, lo primero que le pedía a mi papá era que me pusiera el cinturón de herramientas, y así me sentía todo un técnico de cine. Eso fue a la edad de seis o siete años.

Cuando cumplí 15 años, me dio la oportunidad de trabajar con él en una película que se llamó ‘Sobrevivientes escogidos’. Después me fui otra vez a estudiar y, en mi época de vacaciones hacíamos equipo”, agregó.

La creatividad y la dificultad para realizarlos, fueron los principales motivos que llevaron a Farfán a elegir de manera definitiva los efectos especiales para desarrollar su paso por el cine. “Hacer efectos especiales se ha convertido en mi pasión”, aseguró quien se encargara de los FX de la cinta “Ciudadano Buelna”, de Felipe Cazals.

Y es cuando llega a la mayoría de edad cuando Jorge Farfán es llamado de nuevo, ya de manera formal, por su padre para trabajar en la cinta “Kaliman y el siniestro mundo de Humanón”, dirigida y fotografiada por Alex Phillips Jr., que inicia su trabajo creativo dentro del área de los efectos especiales.

Tuvimos que hacer unos diseños de artefactos. Leí el guión e hice algunos diseños que se le mostraron al director y le gustaron. A los 20 años, mi papá me mandaba a las películas ha hacer efectos especiales, y por teléfono me daba instrucciones sobre qué hacer si sucedían hechos inesperados”.

Esto también fue importante, según comenta el realizador de los efectos especiales de títulos como “Zapata”, “Canoa”, “Siete en la mira” y “La niña de la mochila azul 2”, entre otras, para no provocar ningún percance en su trabajo. “Siempre me acompañaba un asistente, al cual mi papá le tenía mucha confianza. Su nombre es José Parra”.

Películas rodadas en México, pero de producción extranjera, como “Dunas”, “Rambo 2” y “Vengador del futuro”, entre otras, han sido también responsabilidad de Jorge Farfán en el área de FX. Además, su experiencia ha sido empleada en la realización de telenovelas, comerciales y hasta en obras de teatro y conciertos masivos.

Trabajar con productores mexicanos y extranjeros, desde el inicio de mi carrera, ha sido más que importante. Aprendí a trabajar en diferentes estilos de películas, manejar presupuestos, y he tenido maestros magníficos”, afirmó Farfán quien, también, anotó que en su área no existe la envidia entre todos los supervisores y creadores de efectos especiales físicos mecánicos.

Todos los que hacemos películas en México y en el mundo somos una familia. Sólo tenemos que ser pacientes y esperar el día que compartamos la pasión de hacer cine. Entre ellos, puedo mencionar a: Sergio Jara, Marcelino Pacheco, Jesés y Adrián Durán, Laurencio y Manuel Cordero, Sergio Jara hijo, Marcelino Pacheco hijo, Luis Ambriz, Antonio Cornejo y muchos más.

Los efectos especiales son un engrane más dentro de esta máquina llamada cine”, afirma Farfán para quien la película más difícil, y a la que más cariño le tiene, es la que está haciendo en ese momento.

Y las demás, cada una, se convierten en anécdotas, experiencias y recordar cómo la superaste, las dificultades, y los obstáculos es lo que las hace especial”, precisó.

Para Jorge Farfán, los efectos especiales son como los sueños, pero es consciente que también pueden ser como las pesadillas, por lo cual tiene mucho cuidado y siempre que lo requiere, se apoya en especialistas.

Mis herramientas principales son la creatividad, la ciencia y la tecnología además de que tenemos como elemento base la capacitación y muchos estudios, con lo cual hemos logrado un buen nivel de trabajo.

Con esto podemos minimizar los riesgos de accidentes, tanto en la preparación, como en la realización. Hasta el trabajo que, de forma aparente es sencillo, merece su tiempo. Nada se tiene que tomar a la ligera”.

Sobre el futuro de los efectos especiales dentro del cine y la TV, ante la llegada de los efectos digitales, quien trabajara en títulos como “El maleficio 2”, “Senda de gloria”, y “Serafín, la película”, afirma desconocerlo y “sólo adaptarse y transformarse a los conceptos y a las técnicas que existen.

También me acoplo a los presupuestos ya que siempre ha sido, y será, un obstáculo en la realización de películas”, concluyó.

Fotografía: Wilberto Sosa Corona

Post relacionados