Johnny Weissmüller: 12 veces el Rey de la Jungla

octubre 14, 2015

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

En la historia del cine hay muchos actores que han estado ligados indiscutiblemente a un personaje, pero pocos lograron quedarse en la memoria colectiva, teniendo el privilegio de cautivar a los espectadores con sus hazañas varias en pantalla grande.

Uno de ellos es el legendario Johnny Weissmüller, medallista olímpico que gracias a su físico y carisma pudo convertirse en el “Rey de la Jungla”, en el Tarzán del celuloide por excelencia.

Este 2016 ha cumplido 31 años de fallecido, motivo perfecto para contar algunas curiosidades en torno a su vida personal y profesional:

AUNQUE nació en Timisoara, Rumania, durante años el actor afirmó ser originario de Windber, Pennsylvania (Estado Unidos), ciudad a la que se mudó con su familia para ingresar al equipo olímpico americano.

SU INFANCIA, marcada por una salud deficiente, cambió cuando el médico le recomendó practicar natación, lo que significó el inicio de varios triunfos atléticos: cinco medallas de oro obtenidas en Juegos Olímpicos; 67 títulos mundiales y 52 nacionales; así como ser conocido con los sobrenombres “Hidroavión Humano” y “Torbellino de Chicago”.

CUANDO trabajaba como modelo de ropa interior y trajes de baño llegó para él la oportunidad de incursionar en cine, interpretando  a un adonis semidesnudo en la cinta “Glorifying the American Girl” (1929), dirigida por Millard Webb.

UN DÍA, mientras nadaba en la alberca de un hotel, fue descubierto por Cyril Hume, quien trabajaba para la Metro Goldwyn Meyer escribiendo el guión de la cinta “Tarzán”. Clark Gable estaba contemplado para interpretar al “Rey de la Jungla”, pero al ver a Johnny el guionista supo que ningún otro podría darle vida a tan emblemático personaje.

TRAS FILMAR “Tarzán”, Weissmüller fue publicitado como “el único hombre en Hollywood que desnudo se comporta de forma natural”… claro, además de saber actuar sin ropa. Tan grande fue su éxito entre el público femenino, que la Metro lo obligó a divorciarse de su entonces esposa Bobbe Arnst.

EN 25 AÑOS de trayectoria interpretó 12 Tarzanes y 13 películas de la serie de aventuras “Jungle Jim”. Sólo encarnó a un hombre normal en dos largometrajes: “Stage Door Canteen (1943), donde se interpretaba a sí mismo; y “Swap Fire” (1946).

SU FAMOSO y característico aullido de hombre mono lo salvó de ser secuestrado  por guerrilleros castristas que lo rodearon en un campo de golf  en La Habana durante la revolución cubana. Lo soltaron al reconocer su grito.

CUANDO sufrió un derrame cerebral en 1977, todas las mañanas soltaba su característico grito, que se dejaba escuchar en todo el hospital.

Johnny tarzan2

Relacionados