Joaquín Cosío, el detective poseído por demonios en “Belcebú”

0 Flares 0 Flares ×

Fernando Díaz Juárez, enviado.-

GUANAJUATO, Guanajuato | 2015 ha sido un año muy productivo para Joaquín Cosío, pues entre sus múltiples proyectos de trabajo para cine se ha dado tiempo de participar en la cinta de terror “Belcebú”, en la que nuevamente fue dirigido por el mexicano Emilio Portes.

El realizador vuelve a relacionarlo con el diablo —la primera vez ocurrió en el filme “Pastorela”—, aunque esta vez alejado de la comedia y el humor negro para inmiscuirlo de lleno en una historia que hará a más de uno refugiarse en sus asientos.

Esta película tiene un guión sólido, muy bueno; terminamos de filmarla hace unos días tras casi 10 semanas de arduo trabajo. Estoy seguro que al público le va a gustar mucho, porque casi no hay proyectos mexicanos así, con una trama bien lograda”, señaló el actor en entrevista con Filmeweb.

En “Belcebú” Joaquín Cosío interpreta a “Emmanuel Ritter”, uno de dos detectives que se ven envueltos en una serie de asesinatos brutales ocurridos en la frontera de México con Estados Unidos.

Durante el proceso de investigación mi personaje se da cuenta que esos crímenes no los cometió una persona porque tienen algo sobrenatural, entonces termina enfrentándose a entidades malignas, a demonios que primero lo atacan y luego lo poseen”, explicó el actor.

Cabe destacar que compartirá créditos con José Sefami, Giovanna Zacarías, Enoc Leaño, Mario Flores, Norma Angélica, Yunuen Pardo y los actores estadounidenses Tobin Bell y Tate Ellington.

Cosío consideró que el cine mexicano de terror comienza a despuntar de nuevo gracias a las propuestas fílmicas que apuestan por historias originales, diferentes y alejadas de lo que hace Hollywood.

Puso como ejemplo “Kilómetro 31”, cuya segunda parte se estrenará el próximo año; o “Jirón de niebla”, dirigida por Julio César Estrada, en la que también participó pero aún no tiene fecha de salida en salas comerciales del país.

Definitivamente el terror no es un género que veamos frecuentemente en nuestra cinematografía, pero las pocas películas que se hacen son de buena calidad y logran atrapar al público. No digo que todas sean excelentes porque también las hay fallidas”, aseguró.

Cine a tope

Por el momento, en su agenda de trabajo hay más proyectos para cine, pues comenzará el rodaje de otra película: el thriller “Purasangre”, que bajo la dirección de Noé Santillán-López mostrará cómo un grupo de profesionistas se ve obligado a robar un famoso casino.

El plan es esconder el botín durante cinco años, pero a pocos meses del asalto uno de ellos es identificado por la policía, desatándose una cacería humana para capturar a los otros cuatro. También actúan Rocío Verdejo, Fernando Becerril, Silverio Palacios y Mauricio Argüelles, quien además funge como productor.

Asimismo, a finales de este año, iniciará rodaje de “El complot mongol”, una nueva adaptación fílmica del libro homónimo escrito por Rafael Bernal en 1969, ahora dirigida por Sebastián del Amo (“Cantinflas”).

Por si fuera poco tiene pendientes los estrenos de otros largometrajes, entre ellos la cinta animada “Heriberto y Demetrio”, “Las Aparicio”; “Sundown”, en el que también actúan Teri Hatcher, Camilla Belle y Karla Souza; así como “La delgada línea amarilla”, que compitió en la Selección Oficial Largometraje Mexicano del 18 Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés).

Post relacionados