Javier Wolcoff hablará en México sobre los secretos místicos del éxito

Diana Ruiz.-

El especialista Javier Wolcoff estará nuevamente en México del 11 al 20 de noviembre próximo para hablar de los secretos místicos del éxito y las relaciones de pareja a través de la Kabalah.

Se presentará en la Ciudad de México, Guadalajara y Puerto Vallarta, donde también abordará otro tema: cómo tener las herramientas prácticas para cambiar la vida desde el plano metafísico. Asimismo impartirá una clase de Zohar.

Wolcoff define la Kabalah como un sistema de conocimiento que enseña a recibir lo que buscamos, “pues el futuro es algo que uno crea, no algo que va a ocurrir sólo porque sí. Es una especie de manual de instrucciones de las leyes de causa y efecto en el plano metafísico”.

Para él, todo futuro, bueno o malo, es siempre el efecto de alguna causa de la cual la persona es responsable. “Lamentablemente nos han hecho creer que tiene que ver con ser buenas personas, creer en Dios, con esforzarse y trabajar mucho, y hoy en día es fácil darse cuenta que la gente que más esfuerzo hace y más trabaja en el mundo es la que menos tiene”.

Wolcoff es maestro de Kabalah desde hace casi 20 años, e incluso se ha forjado de prestigio en Argentina, donde cuenta con un espacio multidisciplinario, imparte conferencias presenciales, talleres semanales por radio, programas y cursos especiales.

También Encabeza Kabalah Aplicada, una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo llevar la sabiduría de la Kabalah a todas las personas que estén en la búsqueda de grandes cambios en su vida, sin importar su credo o clase social.

Wolcoff es un hombre joven que no viste túnica ni kipá, y acepta que es una decepción visual al menos para la mitad de sus alumnos, “porque de nada sirve cambiar la forma si no es uno mismo el que ha cambiado”.

Incluso ha dicho que hacerse
vegetariano, kosher o vestirse de cierto modo por creer que verse espiritual es un fin en sí, es olvidar que el verdadero objetivo es iluminarse.

No necesito que alguien certifique mi crecimiento espiritual. El gran error de la religión es pregonar la unidad a través de la igualdad. La verdadera unidad es aceptar al otro tal como es, no su eliminación”, afirmó.

Para Javier Wolcoff un kabalista es alguien que lo quiere todo. Sabe que debe estar dispuesto a hacer todo. Es alguien con un tremendo deseo de recibir y que recibe. Su actitud es totalmente indiferente a un credo o clase social.

La mayoría de la gente cree que es libre, sin embargo suele ser esclava de los asuntos más bajos o sutiles. El propio cuerpo es una limitación para el alma y éste es justamente el trabajo del kabalista, aprender que el cuerpo no debe ser un obstáculo para la beneficencia divina”.

Fotografía: Cortesía Respuesta Comunicación

octubre 15, 2015

Etiquetas: ,

Post relacionados