Imcine cumple 35 años fortaleciendo el cine mexicano

El 25 de marzo de 1983 fue instruida, por decreto presidencial, la creación del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine). Desde entonces, se ha dedicado a impulsar el desarrollo de estrategias y políticas públicas para fomentar, dentro y fuera del país, la actividad cinematográfica en todos los rubros: producción, distribución y exhibición.

De acuerdo con Jorge Sánchez Sosa, actual director de esta dependencia, debido a la existencia de fondos como Eficine, Foprocine y Fidecine, el apoyo a la producción de películas mexicanas ha crecido 20% con respecto al mismo periodo del sexenio anterior.

Agregó que en los últimos tres años se ha superado el número de películas producidas, registrando en 2017 un total de 176 títulos manufacturados, el más alto en la historia de nuestro cine.

Cabe destacar que respecto a los nuevos modos de producción y consumo audiovisual a nivel mundial, el Imcine incursionó en el mundo de las series y miniseries; para ello también otorga apoyos a través de convocatorias.

Recientemente dio a conocer que gestionará diversas acciones para impulsar la distribución y exhibición del cine mexicano. Por ejemplo, apoyará con recursos económicos la promoción de la película que resulte seleccionada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), para ser nominada en los premios Oscar.

También apoyará la distribución de películas en territorio nacional que hayan obtenido un premio de cierta categoría en algunos festivales de cine; así como la distribución en el extranjero de películas que ya cuenten con contrato.

También habrá nuevos incentivos para la postproducción de largometrajes que cuenten con una invitación para participar en algunos festivales internacionales; para las coproducciones internacionales; y para óperas primas coproducidas con escuelas de cine o con especialidad en cine, como el que se otorga actualmente al Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC).

Sobre la exhibición, considerando que el proceso entre producción y estreno de una película mexicana es en promedio de cuatro años, Sánchez Sosa señaló que durante esta administración se ha estrenado 96% de la producción registrada en el país.

En tanto, los estrenos de películas mexicanas se incrementaron 61% respecto al mismo periodo del sexenio anterior; y los estrenos de películas mexicanas apoyadas por el Estado se incrementaron 30% respecto al mismo periodo del sexenio anterior.

Por otro lado, la asistencia a cine mexicano se duplicó al pasar de 65.2 millones de asistentes en el sexenio anterior, a 132.9 millones de asistentes en el periodo de la presente administración.

Además durante la gestión actual se registraron los cuatro años con mayor asistencia a cine mexicano en las últimas tres décadas (2016: 30.5 millones; 2013: 30.1 millones; 2014: 24 millones y 2017: 22.4 millones).

Por: Diana Ruiz

Imágenes: Stills de las cintas La gran promesa (Jorge Ramírez, 2017) y Cría puercos (Ehécatl García, 2017)

Post relacionados