Historias lacrimógenas con “Remi”

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

¿Recuerdan esa alegre tonada setentera que dice: ‘¡Tun tun tun tun caminar, Tun tun tun tun a correr, Tun tun tun tun caminar, juntos por el camino!’? Pues bien, si son de esa generación —y también para las que siguieron— la serie animada “Remi” se convirtió, más que en un dechado de alegrías, en una de las series animadas que más hicieron llorar al público.

La caricatura, basada en la novela “Sin familia” del escritor galo Héctor Malot, fue adaptada en animación por el director japonés Osamu Dezaki, quien hasta hace dos años se desempeñó como guionista y artista de storyboard.

La historia, una de las más populares del siglo pasado, narra las aventuras de un niño que es vendido por su padrastro a una especie de cirquero, con el propósito de comprar más vino y seguir emborrachándose. La madre de “Remi”, una mujer abnegada, debe resignarse a esa pérdida.

Por suerte, el hombre que compra al infante es noble y de buenos sentimientos: el “señor Vitalis”, quien a manera de juglar recorre diversos pueblos llevando diversión a los habitantes.

Así, “Remi” debe adaptarse a una nueva forma de vida cargando con el dolor de ser discriminado y no tener cerca a su madre, aunque de inmediato hace nuevos amigos: tres perros de nombre “Capi”, “Servino” y “Dulce”, así como un gracioso mico llamado “Corazón Alegre”.

La caricatura, considerada una obra maestra de la animación japonesa, fue producida y realizada por el estudio Tokyo Movie Shinsha (TMS Entertaiment), el más prestigioso de Asia fundado en 1964.

Con 51 capítulos de 30 minutos cada uno, la emisión fue transmitida entre 1977 y 1978, convirtiéndose en un éxito sin precedentes. Este 2 de octubre cumplirá 36 años de haberse visto por primera vez.

Remi 2

A pesar de que Osamu Dezaki ha realizado trabajos por separado, es casi imposible referirse a él sin otra cabeza creativa de la caricatura: el ilustrador Akio Sugino. De acuerdo con varios especialistas, ambos resultan pieza clave en la historia de la animación japonesa.

El tándem formado por estos dos autores ha creado grandes animaciones que no sólo pueden considerarse adscritas a la categoría de inolvidables, sino también obras maestras.

Ambos han contribuido, de manera significativa, a popularizar la belleza de los contenidos de algunos de los más memorables mangas de los últimos 30 años”, han asegurado ejecutivos del TMS Entertaiment.

“Remi” demuestra que las caricaturas no sólo incluyen momentos alegres donde todo es miel sobre hojuelas, sino también generosas dosis de drama, tragedia y sufrimiento. Una verdadera telenovela animada, dirían algunos.

¿Cuáles son los momentos más tristes de la serie? Para muchos seguidores cuando muere el “señor Vitalis”, víctima de una tormenta de nieve que le causa hipotermia; así como el deceso de “Dulce”, “Servino” y “Corazón Alegre”; incluyendo el dramático momento en que “Remi” es vendido a la fuerza.

Aunque después de la tormenta la calma: tras esos desafortunados hechos, “Remi” conoce a “Mattia”, un niño que vaga sin rumbo. Ambos se embarcan en una serie de aventuras hasta que llegan a Suiza, donde finalmente el pequeño juglar se reencuentra con su madre.

Cabe destacar que en marzo de 1980, Tokyo Movie Shinsha produjo un largometraje de 96 minutos con los principales momentos de la serie animada. 27 años más tarde ésta fue remasterizada y lanzada en DVD con el doblaje original hecho para Latinoamérica, pues aunque contó con un segundo proceso de nuevas voces, no obtuvo el éxito deseado.

¿“Remi” es uno de los clásicos japoneses animados más añorados y queridos por los televidentes? Para muchos sí, sobre todo si se toma en cuenta que en los últimos años la industria del anime ha apostado por contenidos violentos e historias poco atractivas.