Haciendo mudanza, María Novaro llegó al IMCINE

enero 26, 2019

Debido a que el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador busca caracterizarse por ser austero ante el pueblo mexicano y el mundo, la actual directora general del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), María Novaro, tiene como primera y principal actividad mudar esta institución, teniendo dos metas principales.

La primera de ellas es “regresar al corazón del cine mexicano, que son los Estudios Churubusco”, afirmó en entrevista con Filmeweb; y la segunda y quizá la principal, es dejar de rentar el edificio que ocupaban en la colonia Del Valle, en la alcaldía Benito Juárez, “la cual es de más de setecientos mil pesos”, reveló la también cineasta.

La realizadora de cintas como Danzón, Lola y El jardín del Edén aprovechó también la ocasión para dar a conocer cuáles serán sus principales objetivos al frente del organismo, dejando en claro que defender al cine mexicano siempre irá en primer lugar.

Mis objetivos principales al frente de IMCINE son, primero, proteger, estimular y cuidar que la producción de cine en México siga creciendo como en los últimos años y que alcance diferentes regiones. Que quienes se hayan sentido excluídos regionalmente o por producción, tengan cabida.

Estamos buscando también dar preferencia a producciones que vengan de comunidades y pueblos indígenas, además de formar a los jóvenes en lo referente a lo audiovisual. Queremos hacer el cine mexicano accesible para todo el público y que con ello esté deseoso de ver cine”, precisó.

Sabemos que un porcentaje reducido de la población mexicana es la que puede acceder a una sala de cine, como un medio de entretenimiento. Entre el 14 y 15 por ciento es el porcentaje de mexicanos que pueden ir al cine; por lo que ahora se buscará subir este porcentaje, para poder garantizar el acceso a la cultura por medio del cine”, agregó.

Al cuestionarle si, ahora bajo su dirección, a través del IMCINE se buscará brindarle al cine mexicano una comunión entre lo artístico y lo comercial, poniendo como ejemplo la cinta de Alfonso Cuarón, Roma, Novaro mencionó que esta película ha ayudado “mucho al cine mexicano, pues es una película con la que la gente se puede relacionar, verse en pantalla aún y con lo compleja que puede llegar a ser.

Esta película abre un camino donde la gente quiere ver sus propias películas. Lo que han hecho con ella es algo muy importante para la cultura mexicana”, concluyó.

María Novaro acudió como como invitada especial de Sara Hoch, directora y fundadora del Festival Internacional de Cine Guanajuato, a la conferencia de prensa para dar a conocer el inicio de actividades del GIFF en 2019.

Texto y fotografía: Alejandro Hernández Sadurní | alx.99hdez@gmail.com

Relacionados