Guillermo Arriaga: Un salvaje escribe sobre intolerancia y fanatismo católico

0 Flares 0 Flares ×

Sebastián Bracho.-

El escritor, productor y director cinematográfico Guillermo Arriaga, dio a conocer en la Biblioteca de México “El Salvaje”, novela que aborda la violencia, la corrupción y la impunidad como temas vigentes en México.

Durante la presentación, Guillermo Arriaga detalló que “El Salvaje” es un texto de vivencias, una obra sensorial con toques de leyendas e historias que tardó en escribir cinco años y una novela que puede verse como un acto de fe, un espejo que permite descubrir áreas internas que no hemos visto o nos negamos a ver.

Es un libro con el que busco hacer sentir lo que es la naturaleza y toda su fuerza. Quiero que la gente al leerla sienta frío, asco, que la huela, oiga, vea, toque. Es un texto que habla de temas que ahorita están en boga como la intolerancia, el fanatismo católico, la impunidad y corrupción que cada día están creciendo más”, dijo Arriaga quien estuvo acompañado en el evento por la periodista, activista y escritora Lydia Cacho; el escritor y conductor de radio y televisión Julio Patán y Julio Trujillo, director editorial del sello Alfaguara.

Lydia Cacho destacó que el libro narra una historia de amor contemporánea contada por un hombre que ha vivido en medio de la violencia y que se pregunta cómo va a resolver sus amores, afectos y deseos de venganza.

Es una obra actual que tiene el don maravilloso de llevarnos hacia el horror desde el cuestionamiento de lo personal. Es un espejo para preguntarnos cómo demonios y carajos estamos regresando a los años setenta”, mencionó.

Es un libro de calidad narrativa, literaria y emocional que nos hace entender que las crisis que vivimos como humanos tienen un deseo profundo, una necesidad encarnada de ser queridos, amados, reconocidos”.

Agregó que es un texto que a través de sus 700 páginas ayuda a descansar del horror y entender, cómo, desde lo más profundo de la oscuridad, las personas son capaces de encontrar la luz, incluso en sus propios miedos.

Guillermo arriaga 2

Mientras que Julio Patán detalló que se trata de una novela de ciudad “de las más buenas que hemos leído en México y en lengua española”.

Añadió que se trata de un ejercicio sorprendente de arquitectura narrativa, una novela de dos planos narrativos que terminan confluyendo de manera asombrosa y que además sale del registro habitual de la narrativa mexicana.

Se trata, dijo, de una obra complicada, con personajes complejos y que transitan entre la marginalidad y una forma de sofisticación cultural o de placer que además tiene vasos comunicantes con lo mejor de la novela negra, en el sentido de que traza extraordinarios anti héroes y sujetos plantados en las zonas grises de la moral.

Además es una novela que tiene un tema muy particular que es el ajuste de cuentas, la venganza, en toda su complejidad ética y emocional. Se trata de un texto con una vivencialidad tremenda: en un ambiente urbano y después en uno de naturaleza salvaje, dura, violenta y descarnada”, precisó.

Mientras que Julio Trujillo, destacó que “El Salvaje” forma parte de la literatura de más alto nivel, “es un libro especial, una novela muy destacada, parte importante de la bibliografía de la tradición de la literatura mexicana y lo mejor que ha hecho Guillermo”, acotó.

El relato está ubicado en la Unidad Modelo de Iztapalapa, a finales del sesenta, entre sus laberínticas calles de casas clase media, pero sobre todo en sus azoteas. Narra la vida de la familia de ‘Juan Guillermo Valdés’ (un muchacho de 14 años) que está a punto de extinguirse.

La historia de “El Salvaje” arranca con el asesinato de ‘Carlos’, hijo y hermano querido, a manos de los “buenos muchachos”, un grupo de jóvenes ultracatólicos quienes, organizados en una pandilla, lo matan en nombre de Cristo y de una manera lenta y cruel. Esa muerte desatará otras, y con ellas el ardiente deseo de venganza que consumirá a ‘Juan Guillermo’.

Asimismo, cuenta cómo a miles de kilómetros de la Ciudad de México, en el Yukón, el estado más al norte de Canadá, un hombre busca un lobo para matarlo.

‘Amaruq’, mitad esquimal y mitad escocés, recorrerá las interminables nieves y obsesionado recordará las palabras de su abuelo inuit: “De todos los lobos que veas en tu vida, uno solo será tu dueño. Le pertenecerás y te obsesionarás con él. Dedicarás tu vida a perseguirlo. Algún día cruzarán miradas y verás en la suya quién eres. Ese lobo eres tú”.

Fotografías: Ramona Miranda

Post relacionados