Theo y Hugo viven historia de alto voltaje

0 Flares 0 Flares ×

Fabián de la Cruz Polanco.-

Desde el estreno de “El árbol y la selva” (L’arbre et la forêt; Francia. 2010), los cineastas Olivier Ducastel y Jacques Martineau llevaban seis años sin rodar una película, esto debido a las dificultades para encontrar financiamiento para sus proyectos.

Sin embargo, después de muchas dificultades, la pareja regresó en 2016 con “Theo & Hugo, París 5:59”, para muchos una propuesta que dividirá al público que la vea pues, desde el mismo título de la cinta, así como su cartel son suficientes para ubicarla como una película en la que la sexualidad es presentada de manera abierta, libre de censuras.

Prueba de ello son sus primeros veinte minutos, en los cuales esta sexualidad bien podría convertirse en perversión.

Al momento de conseguir el financiamiento para esta cinta, protagonizada por Geoffrey Couët y François Nambot, los realizadores tuvieron que salir de los circuitos habituales para sortear la censura moral y evitar así que la cinta estuviera prohibida en Francia para menores de 18 años, como lo estipula la ley desde el momento en que se enseña en la pantalla un miembro sexual en estado de excitación.

En ese mismo lugar, el estreno de “Theo & Hugo, París 5:59” hizo que se les colgara la etiqueta de ‘gays radicales’, mientras que en otros países como Alemania, la prensa los remitió al concepto de ‘radicalidad’ en su valoración del filme.

Pese a esto, los realizadores insistieron en que la película está hecha para recordar la importancia de la sexualidad en las relaciones amorosas.

“Theo & Hugo, París 5:59” fue proyectada en la Berlinale 2016, recibiendo el Teddy Award.

Esta película procede de muchas cosas; pero la más importante es que desde un principio, Jacques y yo, queríamos contar una historia de amor entre dos chicos jóvenes. Teníamos pensado que uno de ellos fuese VIH positivo y que ese hecho fuese un giro dramático en su relación primeriza. Cuando discutí la historia con Jacques vimos que podíamos explicarla en tiempo real, así que seguiríamos de cerca los personajes desde el principio de la relación, incluso desde un poco antes que se conocieran, hasta el final de la película. Y sobre todo, quisimos que tuvieran un encuentro sexual al principio y que el sexo empezara la historia, que los sentimientos entre ellos vinieran de la sexualidad”, dijo Olivier Ducastel, uno de sus directores.

Para la selección de los actores, los directores Olivier Ducastel y Jacques Martineau llevaron a cabo un casting, seleccionando a dos actores completamente desconocidos.

Siempre contratamos al mismo director de casting, pero esta vez trabajamos con uno diferente, un joven que no conocíamos. El hombre, que tiene nuestra edad y no es gay, nos dijo que intentaría estar cómodo en los castings, pero que no sabía si podría ver si un chico era más sexy o más guapo o si interesaría a Jacques y Olivier; entonces, nos recomendó a Simon. A nosotros ya nos pareció bien pues era un filme con un presupuesto muy bajo y teníamos la idea de trabajar con un equipo de gente muy joven”, recordaron los realizadores.

Fotograma arcoiris 2

Algunas de las influencias cinematográficas que se pueden ver en “Theo & Hugo, París 5:59” son, entre otras, la trilogía “Antes de…”, de Richard Linklater; “Stockholm”, de Rodrigo Sorogoyen; “Weekend”, de Andrew Haigh, e incluso “El desconocido del lago”, de Alain Guiraudie.

Hay que dejar en claro que, aunque es algo explícita, “Theo & Hugo, París 5:59” no puede considerarse como una película pornográfica, ni mucho menos.

FABIÁN DE LA CRUZ POLANCO. Periodista con más de 23 años de trabajo en la fuente de cine e industria del entretenimiento. Ha formado parte de los equipos periodísticos de medios como El Heraldo de México y Playboy México; además de conducir y producir programas de radio como Hoy por Hoy (Televisa Radio), De Revista con Martha Susana (Radio Fórmula) y Pitos y flautas (Radio 13). Es autor de los libros Magia pura y total (Historia del Teatro Musical en la Ciudad de México 1952-2011) y Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa, ambos por SamSara Editores; además del libro colectivo Partículas de luz: El cine se encuentra en Guanajuato (Fundación Expresión en Corto A.C.). Director de contenidos del Festival Internacional de Cine Acapulco (FICA) en 2014; y Director adjunto de la novena edición del Festival Internacional de Cine Gay exhibido en la UNAM en 2015. Dirige la revista electrónica Filmeweb (filmeweb.com.mx).

Post relacionados