Factor Cinema: John Travolta

0 Flares 0 Flares ×

Sebastián Bracho.-

Es un hombre que destaca como actor, cantante, bailarín y productor, y que a pesar de los años ha diversificado su producción, no sin darse muy serios trastazos. Con ustedes: John Travolta.

El menor de los seis hijos de una familia compuesta por un hombre de ascendencia italiana y una mujer con sangre irlandesa por sus venas, nació en Englewood, Nueva Jersey, el 18 de febrero de 1954. Junto con sus hermanos, tuvo inclinaciones artísticas desde la infancia, mismas que fueron alentadas por su padre cuando incluso les construyó un escenario teatral para que jugaran.

Estudió teatro y eventualmente se mudaría a Nueva York en la búsqueda de su sueño, aunque para eso tuvo que dejar otra de sus pasiones: la aviación.

Comenzó en el teatro, haciendo una versión teatral de “Vaselina”, y el mánager que contrató le convenció para mudarse a Hollywood. Pero por increíble que parezca, al principio era rechazado a pesar de brindar actuaciones memorables, como le sucedió al querer participar en “El último deber” (1973), que protagonizó Jack Nicholson.

Fue en 1975 cuando por fin fue aceptado en una cinta, “La lluvia del diablo”, que tuvo un éxito moderado pero sirvió como trampolín en su carrera, pues al año siguiente estelarizaría la icónica “Carrie”, de Brian de Palma y después, hizo el telefilme “El chico de la burbuja de plástico”, que también fue muy exitoso.

factor-cinema-2

Después de eso, recibió la llamada del productor Robert Stigwood, quien lo invitaba a protagonizar la cinta “Fiebre de sábado por la noche” (1977), que incluía también el papel principal de la versión fílmica de “Vaselina”.

Travolta aceptó el papel de “Tony Manero” y el éxito de la cinta acerca de un bailarín que cambia la forma de bailar de medio mundo se convirtió en todo un referente de esa época. Además, cuenta con uno de los soundtracks más exitosos de todos los tiempos, y el disco más vendido de la historia hasta que en 1982 Michael Jackson lanzó “Thriller”.

Y la fama se acrecentó un año después con “Vaselina”, la famosa obra de Jim Jacobs y Warren Casey en la que tuvo como pareja a Olivia Newton-John, y también fue un éxito muy grande para este actor, que además, subió todavía sus bonos como bailarín.

Pero su suerte estaba por cambiar. Cintas como “Impacto”, “Sobreviviendo” (la secuela de “Fiebre de sábado por la noche” que fue un absoluto fracaso), “Tal para cual” y “Perfección” no alcanzaron ni el éxito y la crítica. Tras lo cual, se dedicó a la aviación, esa pasión que había abandonado antes por la actuación.

En 1989 filmó la primera parte de una trilogía bastante peculiar: “Mira quién habla”, para la cual compartió la pantalla con Kirstie Alley. Tuvo sus secuelas en 1990 y 1993 pero aunque tuvieron éxito de taquilla, no era el suficiente como para ser considerado un gran regreso. Al menos, no hasta que en su camino se apareció el director Quentin Tarantino.

Le ofreció un protagónico en su cinta de culto “Tiempos Violentos” (1994). Al lado de actores como Samuel L. Jackson, Uma Thurman y Bruce Willis, esa cinta significó el verdadero renacer de su carrera necesitaba, aunque con un poco de ayuda de sus aficiones pasadas. ¿O acaso olvidan el baile que se aventó con Uma al ritmo de “You’ll Never Can Tell”, de Chuck Berry?

factor-cinema-3

Su participación en esta película icónica también le valió protagonizar uno de los memes más virales que se hayan registrado en redes sociales como Facebook y Twitter.

A partir de ahí, Travolta ha tenido una carrera balanceada con éxitos y fracasos fílmicos. Basta recordar cintas como “El nombre del juego” (1996), “El escándalo” (1998), cinta basada en el famoso desliz del entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton; “La delgada línea roja” (1998); o “La hija del general” (1999).

En el 2000 se embarcó en un proyecto ambicioso, “Batalla por la tierra”, cinta basada en el libro del mismo nombre de L. Ron Hubbard, fundador de la iglesia de la Cienciología, de la cual es seguidor desde los años 70.

Cinco años después protagonizó la secuela de “El nombre del juego”, llamada “Tómalo con calma”, que desafortunadamente no funciona como la original, pero en 2007 llama la atención del público con su interpretación en “Hairspray”, para la cual se viste de mujer. Después de eso filmó “Salvajes”, la cinta de Oliver Stone que no fue del agrado de una buena parte de la crítica y con el público tampoco resultó exitosa.

Luego dirimió una serie de escándalos que involucraron una posible homosexualidad, a pesar de que estar casado con la también actriz Kelly Preston desde 1991, teniendo tres hijos. Jett, uno de ellos, murió en 2009 a causa de una extraña enfermedad conocida como el Mal de Kawasaki, que afecta a las arterias coronarias.

Su último trabajo fue la serie “American Crime Story” (2016), que él mismo produjo y donde también compartió créditos como actor con Sarah Paulson y Cuba Gooding Jr. Una producción ganadora del premio Emmy a Mejor Serie Limitada.

Post relacionados