Anunciate en Filmweb

Factor Cinema: Jack Nicholson

enero 8, 2016

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

Hace unos años, el actor estuvo inmiscuido en una triste polémica que involucró su retiro con una pérdida paulatina de memoria, y aunque todo resultó una falsa alarma, sin duda es y será uno de los actores más versátiles y talentosos de Hollywood.

Su verdadero nombre es John Joseph Nicholson, y nació en Nueva York el 22 de abril de 1937. Tuvo una infancia algo dramática, pues creyó durante mucho tiempo que su abuela era su madre biológica.

A los diecisiete años dejó los estudios para viajar a Los Angeles, donde trabajó como mensajero y office boy en los estudios MGM. Estudió arte dramático en el Players Ring Theatre de la ciudad, donde tuvo como compañero al ganador del Óscar James Coburn.

Debutó en 1958 con la cinta “The Cry Baby Killer”, y participó en un buen número de cintas de bajo presupuesto, incluyendo la famosa “La tiendita de los horrores”, pero en 1969 vino su primer golpe de suerte: “Easy Rider”, que le valió su primera nominación al Óscar.

En la década de los 70, Nicholson sería nominado en varias ocasiones más al premio de la Academia por participaciones en “Mi vida es mi vida” (1970), “El último deber” (1973) y “Barrio chino” (1974). Pero cuando por fin lo ganó, fue por su valorada actuación en la cinta de Milos Forman “Atrapado sin salida” (1975), donde interpretó a un hombre que ingresa a un psiquiátrico para evitar la prisión,  aunque antes filmó una escena en la adaptación cinematográfica de la famosa ópera rock “Tommy” (sí, la de The Who).

Siguió su ascendente carrera con cintas como “Missouri” (1976) y “Camino del sur” (1978), misma que dirigió. Ese mismo año, hizo uno de sus papeles más emblemáticos, el de Jack Torrance en la escalofriante cinta “El resplandor”, de Stanley Kubrick. Aunque hoy es considerada todo un clásico del cine, fue olímpicamente ignorada en los Oscares. Incluso, al principio fue recibida de manera fría tanto por la crítica como por el público.

“Reds” y “El cartero siempre llama dos veces” (ambas de 1981) fueron sus siguientes proyectos, y por la primera volvió a ser tomado en cuenta para el Óscar. Pero lo volvió a ganar en 1983 como Actor de Reparto, por “La fuerza del cariño”, una cinta acerca del amor de pareja y del de madre a hija, actuando con Shirley MacLaine, Debra Winger, Jeff Daniels y Danny de Vito.

Su siguiente trabajo fue “El honor de la familia Prizzi” (1985), acerca de una familia de mafiosos. Actuando al lado de Anjelica Huston y Kathleen Turner, la Academia volvió a nominarlo para el Óscar. De ahí, vino una serie de cintas de todo tipo, como la comedia “Las Brujas de Eastwick” (1987), donde fue digno contraparte de la tripleta conformada por Cher, Susan Sarandon y Michelle Pfeiffer y el drama de corte periodístico “Detrás de la noticia”, con William Hurt, Holly Hunter y Albert Brooks.

Pero nadie se imaginaba que lo veríamos disfrazado del mismísimo Guasón en la primera cinta de “Batman” (1989), protagonizada por Michael Keaton y Kim Basinger. Otros trabajos dignos de destacarse son: “Cuestión de honor” (1992), en la que alternó con Tom Cruise y Demi Moore y le significó otra nominación al Oscar, así como “Lobo” (1994) junto a Michelle Pfeiffer y “Marcianos al ataque” (1996), con un elenco que incluyó a Gleen Close, Pierce Brosnan, Natalie Portman, Michael J. Fox, Sarah Jessica Parker y Danny DeVito.

En 1997 filma “Sangre y vino”, con Michael Caine y Jennifer López, y ese mismo año, realiza otra cinta que le daría su tercer Óscar: “Mejor… Imposible” con Helen Hunt, Greg Kinnear y Cuba Gooding Jr.

Ya en el nuevo milenio, su filmografía se diversifica con cintas como “Asesino oculto” (2001); “Las confesiones del Sr. Scmidht” (2002) –su última nominación al Óscar a la fecha—, la comedia romántica “Alguien tiene que ceder” (2003) con Diane Keaton y Keanu Reeves; “Locos de ira” (2006) con Adam Sandler; “Los Infiltrados” (2007), al lado de Leonardo DiCaprio y Matt Damon;  “Antes de partir” (2008) con Morgan Freeman y “¿Cómo saber si es amor?” (2010), junto a Reese Witherspoon, Paul Rudd y Owen Wilson.

Aunque esa es técnicamente su cinta más reciente, últimamente su nombre fue ligado a un retiro en el que se le detectaron pérdidas de la memoria. Estos rumores fueron desmentidos casi de inmediato. Y qué bueno, porque así podremos seguir disfrutando a Jack Nicholson, uno de los mejores actores de la historia de Hollywood, así nomás.

Relacionados

ecofilm 2018