Festival de Cine para Niños

Factor Cinema: Danny Boyle

enero 13, 2017

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

Responsable de una de las cintas más emblemáticas de los años 90, en los 2000 ha vivido un momento lúcido profesionalmente hablado que parece no va a terminar. Con ustedes, Danny Boyle.

Nace en Manchester, Inglaterra, el 20 de octubre de 1956. Con estudios en la Universidad de Gales, comienza la travesía de su vida en la producción televisiva, llegando a hacerse cargo de producciones locales importantes como “Inspector Morse” y “Mr. Wroe’s Virgins”.

Fue en 1994 cuando filma su ópera prima “Tumba al ras de la tierra”, en la cual se estrenó como protagonista un talentoso actor escocés: Ewan McGregor.

Dos años después se dedicó a adaptar para la pantalla grande la novela de Irvine WelshTrainspotting”, sobre un grupo de heroinómanos y cómo la adicción de cada uno de ellos los lleva por diferentes caminos. McGregor volvió a protagonizar la cinta, acompañado de otros actores que alcanzaron la fama por su participación en la misma, como Robert Carlyle y Jonny Lee Miller.

Está de más decir que la cinta alcanzó un serio estatus de culto entre los cinéfilos, y es una de las más emblemáticas de los años 90. Es más, este 2017 se estrenará la más que esperada segunda parte del filme, dirigida nuevamente por Boyle y con la participación del reparto original, cuyos personajes ahora se embarcarán en la industria del porno.

Con un éxito así, se esperaba mucho más de él en su tercer filme, “Vidas sin reglas”, sin embargo, problemas de presupuesto hicieron de la cinta algo más modesto de lo que se pensaba, aún con Ewan McGregor (ya más reconocido) y Cameron Díaz en los estelares, esto también se reflejó en la poca afluencia de taquilla.

Anteriormente había sido considerado para sentarse en la silla del director en la filmación de “Alien: La Resurrección”, pero debido a fuertes roces con los ejecutivos de los estudios y con la misma Sigourney Weaver, declinó la oferta.

En 1999, tuvo un fuerte roce con quien hasta ese entonces era su actor fetiche: Ewan McGregor. Resulta que ya lo tenía apalabrado para protagonizar su siguiente proyecto: “La playa”, sin embargo, los estudios decidieron contratar a Leonardo DiCaprio. La relación entre ambos se fue al demonio y para colmo, la cinta se estrenó en el 2000 con pobres resultados de crítica y taquilla.

Después vino “Exterminio”, una cinta sobre zombies (que en este entonces no estaban tan de moda) que le devolvió un poco del estatus perdido y de la cual se realizó incluso una secuela.

Pero en el 2008 vino entonces su real regreso al Olimpo de los directores. Con una historia ambientada en la India y tomando como base el famoso programa de concursos “Who Wants To Be A Millionaire?”, llega a las pantallas “Quisiera ser millonario”, cinta que arrasó en la taquilla e hizo lo mismo con las entregas de premios. De paso, la cinta arrasó en la entrega del Óscar y Boyle se llevó su estatuilla como Mejor Director.

Y ahí no se iba a quedar. Después de esto vino la cinta de corte inspiracional “127 Horas” (2010), con James Franco como protagonista, acerca de un hombre que tiene que deshacerse de una de sus extremidades superiores para sortear una prueba del destino y la naturaleza. Aunque volvió a llamar la atención de los críticos y el circuito de premios, esta vez no corrió con tanta suerte.

Aunque pareciera que esto fuese suficiente, Boyle fue el encargado de la fastuosa ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012. Mismos que llamaron la atención sobre todo por su presencia considerada impecable.

Otro de sus filmes es “Trance”, estelarizado por Vincent Cassel, Rosario Dawson y James McAvoy.

Danny Boyle, quien hace unos años visitó México como invitado especial del Festival Internacional de Cine de Guanajuato, tiene una corta pero exitosa carrera fílmica; una trayectoria que es valorada por miles y miles de espectadores alrededor del mundo.

Relacionados