Anunciate en Filmweb

Espejo retrovisor: Rodando hacia ti

diciembre 1, 2018

Por: Redacción

Una de las películas exitosas del reciente Tour de cine francés 2018 fue Rodando hacia ti (Tout le monde debout, 2018), comedia romántica de argumento reconocible con la salvedad de sobreponer contenidos alrededor de discapacitados y dar una vuelta por el Santuario de Lourdes, donde los milagros distan de ser frecuentes, si es que en alguna eventualidad se desencadenan.

Oportunidad del actor y comediante Franck Dubosc para su debut tras el megáfono y quedarse con el protagonismo delante de cámara, como Jocelyn, un hombre cayendo en la cincuentena, mentiroso por naturaleza, casanova y egocéntrico, que ve a las mujeres sólo con un objetivo, reducido, intercepta cualquier enclave, programa la seducción.

La introducción al personaje es rauda, adornada con su simpatía, sonrisa y buen tipo. Su rutina de rico, directivo de una empresa deportiva, y con un único amigo, Max (Gérard Darmon), es rota por una noticia fúnebre, que esboza su frialdad, la ausencia de afecto.

Al Jocelyn de Dubosc le escuece tener a la vista un escote, una falda corta, unas piernas bajo la falda. La obstinación suplementaria es entrenar para correr un maratón, sin que eso merme su apetito femenil.

Rodando hacia ti se ocupa de cómo familiares con una pariente paralítica, poco discretamente cazan un prospecto en condiciones similares; que ella embala una más abundante y próspera supervivencia que alguien sin esa invalidez. Jocelyn/Dubosc abre los ojos a lo feliz que vive esa gente, a su entorno, amistades con algún hándicap; la superación e inexistencia de sus incapacidades. La secuencia con los compañeros de Florence (Alexandra Lamy), es fehaciente y divertida; la del amigo de ella con una gigante se encuadra abajo y apenas se logra verle hasta el pecho.

La premisa enfila a lo embrollado de sostener una mentira, lo excesivo de esta; libra la credulidad cinematográfica el que Florence y más de uno sí se dan cuenta, optan por fingir para captar hasta dónde o cuando se detendrá Jocelyn; le surge su caballerosidad, su lado noble.

En el derrame de lo sensible de Jocelyn reluce Marie (Elsa Sylbersztein), su asistente, un personaje gracioso y enternecedor, con sus torpezas, la atención al jefe; con tres secuencias luminosas, en la oficina, en el restaurante y la declaración (donde el espectador podría creer en esa conclusión ponderable).

Dubosc consigue arribar a la meta, como en la carrera, con ayuda de Florence, con aviso de tragedia, cuando acelera en su automóvil y rebasa al camión en una carretera estrecha. Sacude la cita cinéfila de las zapatillas deportivas de Uma Thurman en Kill Bill, y el cliché en la publicidad del atleta de raza negra ganando, para reconvertirlo en alcance de las competitividades de Florence.

Las escenas en Praga dan un telón afín al romance: la pareja en sus sillas de ruedas mirando el puente, y cuando ella lo mira desde su ventana alejarse por la calle en la madrugada (donde se esclarecería que ella sabe). Y la visita a Lourdes es conclusiva, de lo mercantil a lo festivo y la franqueza del sacerdote (Francois-Xavier Demaison).

Risibles gags (la petición de la silla en el hotel, la comida donde le presentan a Florence), se acomodan con las conversaciones con su padre (Claude Brasseur) en el asilo, y el chusco plano visto desde arriba en que caminan, una voz indica dar la vuelta, y de nuevo y de nuevo; más el reencuentro fraterno ante la tumba de la madre.

Es entendible el recibimiento favorecedor de esta ópera prima como actor, guionista y realizador de Franck Dubosc.

Por: Leopoldo Villarelo Cervantes

Estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica la carrera de guión y realización cinematográfica. Ha colaborado en distintos medios impresos y electrónicos como el suplemento cultural Arena, del periódico Excélsior. También ha participado en Radio UNAM con textos y recomendaciones para cine y televisión. Imparte el curso de apreciación cinematográfica en el Museo Universitario del Chopo, y uno con el mismo nombre en la FES Acatlán.

Relacionados

Anunciate en Filmweb

Anunciate en Filmweb