Espejo retrovisor: Pacientes

junio 18, 2018

Por: Redacción

Con material autobiográfico de lo atestiguado el periodo en que estuvo hospitalizado, Fabien Marsaud, conocido en Francia por su sobrenombre artístico Grand Corps Malade, concretó Paso a paso (Patients, 2016), escrita y dirigida en colaboración con Mehdi Idir.

El tema, que daría para un melodrama de los que les place rehacer en Hollywood y premiar a sus actores, es tratado con corrección, tacto y apuntes de documental. Son las experiencias en un centro de rehabilitación de gente tetrapléjica, paralitica o con padecimientos de esa clase, la manera en que resisten, los cuidados médicos, el día a día con esperanzas de ser dado de alta, la interacción de los convalecientes.

Sin estrellas que desvíen la atención, los protagonistas son cuatro o cinco de los ingresados, a quienes se agregará una mujer. El eje es ‘Ben’ (Pablo Pauly) y lo que le toca ver, desde su entrada en posición horizontal en la camilla, hasta que deberá tratar de reconectarse a lo que era su normalidad.

‘Ben’, al igual que los camaradas con quienes entablará amistad son personas jóvenes, veinte o treintañeros, con diversidad de razas o ascendencia, aunque se deja ver que en la Francia actual los árabes y/o de piel oscura toman la delantera. Junto con ‘Ben’ se aprenderán las causas y tiempo que les han puesto en ese recinto, y con apuntes de humanidad conoceremos otros con mayores aflicciones, o de trastornos mentales. Se tenderán imágenes de gravedades incurables.

En medio de esas tragedias individuales se da espacio para contar chistes, bobas veladas musicales, bromear de sus vecinos (“aplaudan”, “es para ponerse de pie”). Las comidas diarias son otro remanso para reír, esquivar sus limitantes físicas; un incruento “combate” de box en ruedas es ejemplo de lo que pueden idear.

El “paso a paso” del título en español son los que dará ‘Ben’, de incapacidad casi absoluta a la posibilidad de moverse; al tomar positivamente su situación, a interrelacionarse con enfermeras y asistentes, todos generosos, diligentes para auxiliarlos, estar cuando se les necesite. La visión blanca del hospital es creíble, sólo manchada cuando uno de los muchachos dice que no hay ricos ahí, se pregunta dónde los internarán, si son diferentes.

La llegada de ‘Samia’ (Nailia Harzoune) será un resorte más para Ben, hasta los flirteos en pasillos y sillas de ruedas, las imposibilidades en el horizonte, los antecedentes que le congelan. Las noticias y rumores son refrigerio y colación para los habitantes del hospital, a veces les traerán indisposiciones.

Los realizadores hacen entendible que los internos construyan una nueva familia dentro, las visitas externas vuelven a irse, y que más de uno desea permanecer, haya echado raíces; mientras, algunos sueñen con su vida como estaba encaminada; por eso la buena nueva de la recuperación conlleva un anverso grisáceo.

Todos los personajes, discapacitados y personal del hospital se ensamblan apropiadamente, cumplen su papel dentro del proceso, con sus singularidades (el que habla en tercera persona, el que asiste en los ejercicios, la enfermera); y con tres internos se pronuncia su yo enfermo, su expectativa, el mundo interior en que se han afincado, cada vez que aparecen o Ben y amigos cruzan en su camino: el señor en la puerta quien nunca habla o parece no oír (y al final da señales), el que está siempre con sus audífonos, escucha a Bob Marley, olvida nombres, y la señora que grita improperios. Cada uno tiene su despedida compasiva. Y para ‘Ben’, siempre estarán sus amigos y su porvenir asumido.

Paso a paso es honesta, las historias vitales, el punto de vista de los directores, altruista y alentador.

La cinta fue parte del My French Film Festival del año anterior y con un poco de retraso llega a la exhibición.

Por: Leopoldo Villarelo Cervantes

Estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica la carrera de guión y realización cinematográfica. Ha colaborado en distintos medios impresos y electrónicos como el suplemento cultural Arena, del periódico Excélsior. También ha participado en Radio UNAM con textos y recomendaciones para cine y televisión. Imparte el curso de apreciación cinematográfica en el Museo Universitario del Chopo, y uno con el mismo nombre en la FES Acatlán.

Relacionados

feratum