Espejo retrovisor: Muestra 66 y Kapuscinski

abril 12, 2019

Escrito por: Leopoldo Villarello Cervantes

La Muestra Internacional de Cine alcanza su edición número 66. El que fue y en varios aspectos continúa siendo el evento cinematográfico esperado del año, desde hace tiempo dividido en dos partes, la de primavera y la de otoño, se compone de catorce películas, entre ellas dos mexicanas, una de directora novel, Lila Avilés; la segunda de un debutante hace diez años, Sergio Umansky; vienen algunos nombres reconocidos (Robert Guédiguian, Kirill Serebrennikov, Peter Jackson) diversificación geográfica (Japón, Europa, América Latina), documentales (María por Callas),  y un notable filme recuperado, Ven y Mira (1985), cruda visión de la guerra que resultaría el último en la carrera del soviético Elem Klimov (1933-2003).

En fechas recientes en la Muestra ha sido frecuente incorporar cine de animación con bastante fortuna, por ejemplo, Cartas de Van Gogh (Loving Vincent, 2017, Dorothea Kobiela y Hugh Welchman), Isla de perros (Isle of dogs, 2018, Wes Anderson) y antes obras de Miyazaki.

Para esta 66 Muestra Internacional, la representante de este formato cinematográfico es Un día más con vida (Another day of life, 2018), coproducción de varios países, dirigida por el argentino Raúl de la Fuente y el polaco Damian Nenow, basada en el libro de Ryszard Kapuscinski (1932-2007)

Combinando con destreza y tacto la animación con entrevistas e imágenes de personajes que convivieron con el respetado periodista polaco durante el tiempo que narra, es la reproducción de la odisea de Kapuscinski en su estancia en Angola, cuando este país se independizaba de Portugal, y lo que le tocó atestiguar; el material con el cual escribiría el libro que más apreciaba de su obra.

Observamos su llegada, el asombro en ese hirviente y caótico lugar, definido con la palabra “confusao”, confusión, que arrasaba por doquier; las multitudes, los portugueses y europeos en vías de huir ante lo que sobrevenía, la aclimatación en el hotel donde se alberga.

Con alta probabilidad de certeza, se duplican las conversaciones con sus amigos periodistas, Luis Alberto y Friedkin; la relación entablada con el encargado de comunicación del MPLA, la insistencia de trasladarse al sur al enterarse de lo que estaba por ocurrir, su intercomunicación con su publicación a través del telex.

Instantánea genuina de las experiencias del reconocido corresponsal de guerra en una de sus andanzas rememoradas, entrecortadas con escenas de sus clases en la universidad de Polonia, las enseñanzas y consejos a sus alumnos, la respuesta a interrogaciones.

Rondando los cuarenta, Kapuscinski se mete de lleno en la proximidad del día en el cual se declarará la independencia de Angola, la confrontación principalmente entre la UNITA (Unión nacional para la independencia total de Angola) y el MPLA (Movimiento popular de liberación de Angola), es decir la URSS y Estados Unidos, donde sobre todo estaba la apuesta por los vastos recursos naturales con que contaba el país africano.

Una voz fuera de cuadro, en partes el mismo Kapuscinski, tercia con la imagen, con los recuerdos de quienes estuvieron con él, del acompañante en el arriesgado viaje por donde tropas sudafricanas irrumpieron en contra de los revolucionarios; las masacres consumadas en la carretera, las frases del hombre ante los ametrallados, la salvación de un niño como vivencia indescriptible.

Minutos del metraje describen la claridad del encuentro con Carlota, la guerrillera, el aprendizaje en cada kilómetro, el tener que distinguir a quiénes saludar ‘camaradas’ y a quiénes ‘compañeros’; el encuentro con el general Farrusco, la razón prioritaria de su marcha; el encuentro con los cubanos, la fuerza y apoyo que tuvieron.Tan relevantes esos instantes como los enfocados al dilema si avisar a su periódico, evitar una guerra peor.

En medio del conflicto y los incidentes por los cuales atraviesa Kapuscinski, entran imágenes de Fidel Castro en un discurso de respaldo; o Henry Kissinger y palabras amenazantes.

Un día más con vida es un relato áspero, fustigador del papel jugado por la CIA por evitar la independencia de Angola, obligadamente otorgada por Portugal, los días crispados entre noviembre y diciembre del 1975; el arrojo que tuvo el periodista polaco, las retentivas, siempre cabales a sus actos y proceder; el peso que tuvo este fogueo en su trabajo posterior.

La 66 Muestra Internacional de Cine se exhibe del 12 al 29 de abril en la Cineteca Nacional, a continuación en los circuitos cultural y comercial del Área Metropolitana, y después por 19 sedes en estados de la república.

Relacionados