Espejo Retrovisor: El memorable centenario de Orson Welles

4 Flares 4 Flares ×

Leopoldo Villarello Cervantes.-

Por esas rachas de distracción, se me pasó la fecha del centenario del nacimiento de Orson Welles (1915-1985), este 6 de mayo. Tenía en la mente a Welles, pero me confundí con octubre, pues el día 10 se recordarán los treinta años de su fallecimiento, a los setenta de edad.

Había pensado si en la Cineteca Nacional proyectarían una retrospectiva, como otras recientes de cineastas estadounidenses en colaboración con el departamento de cultura de la Embajada de Estados Unidos en nuestro país, y qué películas la integrarían.

¿Alguna sorpresa vendría? ¿Quizá los documentales que recién descubrieron y filmó en Navarra en 1955? ¿O un avance de “The Other Side of the Wind”? ¿Quizá un programa doble con “F For Fake” y el documental sobre “It’s All True?”, ¿O el cortometraje, también de reciente aparición, “Too Much Johnson?”, ¿O una sorpresiva recuperación de material de “Soberbia/El cuarto mandamiento”?

(Igual, como han acostumbrado a hacer solamente una función a las 7 u 8 de la noche, se me dificultará asistir).

Mientras eso llega, la Filmoteca de la UNAM programó un modesto y apreciable ciclo en el Cinematógrafo del Chopo con varias de las películas dirigidas por el inmenso, en todos aspectos, Welles, y unas en las que actuó.

El ciclo empezó el 8 de mayo y se ampliará el resto del mes, hasta el día 31, y abarca desde “El Ciudadano Kane”, su primera obra maestra, la única en la que tuvo el control, y por la cual aunque hubiera sido su único largometraje lo pondría en los libros y la Historia del Cine, hasta la presentación de su versión largamente pensada y rodada del “Don Quijote”, con Francisco Reiguera en el papel protagónico.

Al lado de estos dos filmes, se exhiben tres de los que hizo en Hollywood, “El extraño” (1946), “La dama de Shanghai” (1947), “Sed de mal” (1956) y una de las últimas que realizó, “Historia Inmortal” (1968), con Jeanne Moreau, rodada en España.

En cuanto a las películas en que actuó y no dirigió, se proyectarán “Tuyo es mi destino” (Jane Eyre, 1943), en el papel de Edward Rochester; “La Rosa negra” (1950), al lado de Tyrone Power.

Sigue “El tercer hombre” (1949), escrita por Graham Greene, donde caracteriza a Harry Lime entre el subsuelo y la oscuridad de la Viena de la posguerra, y se ha hablado largo tiempo de qué partes dirigió Welles o hasta dónde influyó o asesoró a Carol Reed.

Se completa el ciclo con “Casino Royale” (1967), película de reparto multiestelar, y “Monsieur Verdoux” (1947), de Charles Chaplin, cuya idea original perteneció a Orson Welles, y uno puede imaginar la diferencia entre los dos estilos y los dos grandes cineastas, de haber realizado e interpretado Welles la película.

Y precisamente, la historia de Orson Welles es la de sus docenas de proyectos irrealizados, o los que dejó inacabados (del “Don Quijote” a “Campanadas a la Medianoche”), entre los que sobresale lo que sería su última película, “The Other Side of the Wind” (El otro lado del viento), filmada a mediados de los años 70, la cual tras largos y enredados líos legales, está próxima a completarse, y se piensa tenerla lista para estrenarla antes de que concluya el año de su centenario.

En tanto eso sucede, y en que llega la retrospectiva de sus largometrajes como director (la de actor está fuera del alcance con más de cien títulos, unos cuantos olvidables o menores), este pequeño ciclo de la Filmoteca de la UNAM es una suave probada del cine de Orson Welles.

mayo 15, 2015

Etiquetas: ,

Post relacionados