En la TV Diana Bracho dignifica a la mujer

0 Flares 0 Flares ×

Omar Villalpando.-

Poseedora de una de las personalidades y carreras artísticas con mayor provecho en el mundo del espectáculo nacional, abarcando lo mismo participaciones en cine, televisión y teatro, Diana Bracho es una de las presencias obligadas que aparecen en el libro “Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa” (SamSara Editores), el periodista Fabián de la Cruz Polanco.

Dueña de una personalidad y trayectoria más sólidas en la industria del entretenimiento y heredera de una genética que le impide estar alejada del quehacer artístico, teniendo como antecedentes a sus padres, el director y actor mexicano Julio Bracho y la actriz y bailarina Diana Bordes; a su tía Andrea Palma; además de ser pariente de Dolores del Río y Ramón Novarro; Diana Bracho es otra de las intérpretes que tuvo en la década del setenta la posibilidad de explorar y participar en proyectos que marcaron de lleno esta etapa en el cine mexicano.

Prueba de ello fueron sus apariciones en títulos de gran impacto y éxito, entre los que destacan “El castillo de la pureza” (México, 1973; Arturo Ripstein) —que marcó su debut en el cine— y “Las Poquianchis” (México, 1976; Felipe Cazals), una de las cintas más escandalosas, tanto de esa década como de la historia de la cinematografía mexicana; sin hacer a un lado otros títulos como “El cumpleaños del perro” (México, 1975; Jaime Humberto Hermosillo); “La tía Alejandra” (México, 1979; Arturo Ripstein); y “El infierno de todos tan temido” (México, 1979; Sergio Olhovich).

En términos digamos históricos del cine mexicano, la del setenta fue una década muy interesante en que el Estado se hizo cargo de la industria del cine, pues le dio entrada a muchísimos nuevos talentos en la dirección, como Jaime Humberto Hermosillo, Arturo Ripstein y Jorge Fons, entre otros. Es una década interesante porque se empezó hacer un cine de autor, muy al estilo del cine francés de la Nueva Ola, donde lo más importante de las películas eran sus directores y no los actores. No era un cine de estrellas.

Existieron cambios muy interesantes para los actores que participamos en él. Entramos en otro estilo de trabajo, muy apasionado, entregado y sacrificado, pues nos poníamos al servicio de los personajes y no al contrario”, dijo Diana Bracho en la entrevista publicada en el libro.

La actriz que hoy día forma parte del elenco de la telenovela “Mi marido tiene familia”, producida por Juan Osorio, recordó varios momentos importantes de su paso por el cine mexicano, entre ellos su debut en la película “El castillo de la pureza”.

Fue la primera película que hice en mi vida a nivel profesional y mi llegada a ella fue muy curiosa, porque yo era publicista, escribía y no quería ser actriz, aunque sí tenía una inquietud de actuar. Entonces, por iniciativa de un amigo, entré a estudiar con José Luis Ibáñez, pero al mismo tiempo trabajaba como publicista, pues era sumamente tímida y no era muy consciente de que quería ser actriz. Sin embargo descubrí mi vocación rápidamente”, precisó.

Sobre su participación en la telenovela “Mi marido tiene familia”, Diana Bracho comentó que interpretará a ‘Blanca Gómez’, que está casada con ‘Eugenio’, encarnado por Rafael Inclán, personajes que tienen tres hijas y viven con la angustia de haber perdido a uno, situación que la ha afectado.

Somos dueños de un edificio y una panadería, nacimos en Oaxaca, soy una mujer provinciana, sencilla, ama de casa, con muchas inquietudes”, precisó Diana Bracho, quien también comentó estar más que satisfecha de estar dentro del equipo de Juan Osorio.

Estoy feliz, porque es un gran realizador, tiene un equipo de trabajo increíble, además es alguien amoroso, atento y fino con los actores. Eso me tiene encantada”, concluyó.

Diana Bracho 2

Después de la buena respuesta que tuvo en su versión impresa “Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa”, tercer material del periodista e investigador Fabián Polanco, publicación cobijada por el sello SamSara Editores, desde hace unos días ya se encuentra a la venta también en su versión digital, respaldado por la plataforma editorial Nubedigital.tv, iniciando con esto su venta internacional, sin descuidar la nacional.

En el extranjero está disponible altair.es, y para México en educal.com.mx, entre otras.

La forma de encontrar el libro es escribiendo, en el área de búsqueda, su título original: Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa o el nombre del autor: Fabián de la Cruz Polanco.

Destacan las anécdotas de Alfredo Joskowicz, Ana Ofelia Murguía, Carmen Salinas, Ernesto Gómez Cruz,  Felipe Cazals, Fernando Allende, Gabriel Retes, Gonzalo Vega, Héctor Bonilla, Ignacio López Tarso, Leticia Perdigón, María Rojo, Mario Almada, Pilar Pellicer, Rafael Inclán y Sergio Olhovich, entre otros.

Cada uno de ellos realizó un viaje por el tiempo, entre anécdotas e interesantes comentarios, recordando su paso por la industria del cine mexicano de ese entonces; además de dar su punto de vista sobre la situación que se vivió en esos momentos dentro de la industria cinematográfica nacional.

Fotografías: Esaú Ponce Arriaga

Post relacionados