En “En fidelidad” José Manuel López Velarde ayuda a buscar el amor

0 Flares 0 Flares ×

Raúl Muñoz Reyes.-

Como si se tratase de un show para televisión de primeras citas, el dramaturgo mexicano José Manuel López Velarde selecciona y experimenta con dos personas del público para irles dirigiendo en la búsqueda del amor.

Desde la época donde los mitos griegos eran la manera de explicar todos los procesos psíquicos, espirituales y existenciales del ser humano, Cupido siempre ha sido considerado el dios del amor y del deseo sexual por excelencia.

Hijo de Afrodita y Ares, Cupido, haciendo uso de sus flechas encantadas aletarga, azarosamente o no, a los incautos, provocando por un lado la construcción de historias imperecederas, como los cantos “Poéticos de Dante Alighieri” compuestos después de la muerte de su amada Beatriz en la “Vida Nueva”, o de destruir una nación entera como en la epopeya “La Eneida” de Virgilio, o de vivir intensamente el amor de ‘Romeo’ y ‘Julieta’ con Shakespeare aunque sea sólo por cuatro días.

Sin embargo los tiempos cambian y con ellos cambian las formas en concebir, entender y expresar el amor. Algunas ciencias y protociencias como la biología,  psicología, neurociencia, la sociología, inclusive la filosofía, han tratado de abortar todos los aspectos fundamentales de este extraño fenómeno ocurrido en la psique o corazón del ser humano.

Aunque las conjeturas de tantas investigaciones y elucubraciones nunca llegan a explicar satisfactoria y totalmente este complejo y supuestamente infinito sentimiento, del dramaturgo escoces Rob Drummond, traducido y adaptado por José Manuel López Velarde, se estrena en la Teatreria el próximo 14 de febrero, “En fidelidad”.

En fidelidad” es una obra de teatro en la que se intenta encontrar la raíz, sentido y significado al amor, en un contexto donde pareciera que este ideal de la especie humana se nos escapara de las manos, por el cumulo de información relativa, falsa e inexacta que nos bombardean por todos lados.

Enfidelidad 2

En una dinámica experimental e inesperada, el también director y protagonista de la obra, José Manuel López Velarde, jugando a ser Cupido, selecciona de entre el publico a dos completos extraños, que serán dirigidos en vivo sin posibilidades a segundas oportunidades,  durante su primer cita a ciegas que podría desembocar en el inicio de una larga y fructífera relación, o no.

La puesta en escena, que es en realidad la representación de un programa de primeras citas en la que a la par de este primer encuentro, donde las preguntas y respuestas así como las discusiones se van dando de manera casi natural, cual el presentador o protagonista va dando pequeños datos inútiles y curiosos respecto al fenómeno del enamoramiento.

Durante la obra se hace uso del matrimonio de uno de los más importantes naturalistas de la historia, ‘Charles Darwin’ y su esposa ‘Ema’, con él que se explican los impulsos evolutivos, negociaciones dentro  de las relaciones sociales, mecanismos monógamos así como supuestos impulsos presentes en el AND, inherentes en la formación de parejas.

Deja al descubierto, mientras los participantes se van enamorando,  que estos mecanismos son más allá de la idea romántica del amor, un mero mecanismo de supervivencia de la especie según explicó el naturalista inglés.

La estructura de la obra también esta basada en los sitios web de citas, donde el usuario contesta una serie de preguntas y el sistema permite determinar quien podría ser la persona indicada para el buscador, eliminando lo azaroso del amor, convirtiéndolo en una combinatoria estadística de posibilidades determinadas por las respuestas.

Así también hace uso de diapositivas de encefalogramas proyectadas sobre una pantalla de fondo, donde se muestra los lugares del cerebro en los cuales se generan las reacciones neuroquímicas al pensar en la persona amada o en la posibilidad de serle infiel.

Aunque ahora se le evoque con la palabra “amor”, este es complejo sentimiento es un proceso aun inabarcable en su totalidad por la mente humana. Pese que ha sido explicado desde el inicio de la historia, todos las posibilidades de encontrarlo aun están abiertas para quien decida ir por el.
“En fidelidad” tendrá una temporada del 14 de febrero al 15 de junio en la Sala A de La Teatrería, en la colonia Roma Norte, en la Ciudad de México.

Fotografías: Raúl Muñoz Reyes