Ellos dan vida a las “Voces de Catedral”

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Desde el pasado mes de febrero la Catedral Metropolitana, uno de los edificios mejor cuidados en el mundo y más grandes desde Alaska hasta la Patagonia, abrió sus puertas  para presentar l tercera temporada del recorrido dramatizado “Voces de Catedral”, una idea original con textos del padre José de Jesús Aguilar, con una puesta en escena dirigida por Jonathan Granados y protagonizada por la Compañía Teatral de Catedral, fundada por el padre Victoriano Martínez, actual Capellán de Coro de la Catedral Metropolitana.

Dejando en claro que no se trata de un espectáculo coral, “Voces de Catedral” es una visita guiada dramatizada con una duración de 90 minutos, acompañada de música, luz, sonido y teatro, que llevará a los espectadores a descubrir lo enigmático e histórico de esta imponente Catedral, a través de datos, anécdotas, personajes y el impulso de la fe, teniendo la inclusión en la trama de los órganos monumentales gemelos, únicos en el mundo y que se resguardan dentro de este inmueble del Centro Histórico, mismos que son ejecutados ante el asombro y presencia de los asistentes.

Hay que dejar en claro que una característica de este recorrido dramatizado es que, durante sus temporadas, ha sido disfrutado lo mismo por público católico, que de otras religiones o sin pertenecer a alguna, dándole a “Voces de Catedral” un toque de universalidad. Además de recibir a Embajadores e instancias de cultura nacionales e internacionales.

Este recorrido dramatizado es narrado por cuatro voces principales (la voz de la historia, de la música, del arte y de la liturgia), quienes introducen al público a la experiencia escénica de este recinto, llevándolos a su vez a visitar los espacios más emblemáticos de la Catedral Metropolitana, acompañado de una narrativa suave.

La “Voz de la Música” es interpretada por Celina Acosta, mientras que la “Voz de la Liturgia” es responsabilidad de Miriam Merlo. En lo que respecta a la “Voz de la Historia”, es personificada por Penélope Corral y, en lo que respecta a la “Voz del Arte”, por primera ocasión en la historia de “Voces de Catedral” es interpretada por un hombre, Aarón Fonseca, lo que le da al proyecto un aire de universalidad.

Sin duda alguna ‘Voces de Catedral’ es un espectáculo muy completo. Es interesante, místico, original, con mucha historia de un lugar que es emblema de la Ciudad de México y que bien merece ser contada”, dijo Fonseca.

La sensación que se vive durante todo el espectáculo es mágica. Los sonidos, la música, las voces, el vestuario, incluso los olores y el simple hecho de estar en la Catedral de noche y completamente para nosotros, los actores y el público, nos remontan al pasado haciéndonos vivir emociones y sensaciones únicas”, mencionan en general todos los intérpretes de las “Voces de Catedral”.

La Compañía Teatral de Catedral se formó gracias a la iniciativa del padre Victoriano Martínez, con la anuencia del Cabildo Metropolitano y el Deán de la Catedral, el padre Francisco Espinoza Estrada.

El resto del elenco que conforma la Compañía Teatral de la Catedral y que participa en “Voces de Catedral” está conformado por: Germán Villarreal (‘Jerónimo de Blbás’), Andrés Esaú (‘Claudio de Arciniega’ y ‘Órgano Poniente’),  Xavier Madrid (‘Indígena’ e ‘Hijo de sacristán’), Manuel Durán (‘Pedro Moya’ y ‘Sacristán’), Rafael Caballero (‘Voz del Órgano Oriente ’) y Luis Fernando Cruz (‘Manuel de Sumaya’).

“Voces de Catedral” cuentan con la participación como organista titular de Jesús López Moreno y del organista Sergio Alejandro Aguinaga. El padre Felipe Galicia Reyes, es el actual Director del Coro de la Catedral Metropolitana, Director del Colegio de Infantes y responsable de los órganos monumentales gemelos de la misma.

El apoyo técnico y staff corre a cargo de Ángel Yañez y Saúl Torres.

Acudir a una representación de ‘Voces de Catedral’ es impactante en todos los sentidos. Aquí la protagonista es la Catedral a la que quizá muchas veces hemos entrado en su inmensidad, lo mismo para hacer alguna plegaria o solo por cultura general. Pero reencontrarla a la luz de las velas, casi en penumbra, es sorprendente. Cuando la última puerta se ha cerrado para el culto y se abre la bóveda del arte y el esplendor encriptado en las columnas de la catedral, el resultado y experiencia es fascinante”, anotó el director Jonathan Granados.