El Hotel Regis, protagonista mexicano del siglo XXI

Carolina Huerta.-

Tras la caída del Hotel Regis durante el sismo que destruyó parte de la Ciudad de México, en 1985, no sólo se perdió el punto de reunión para la crema y nata integrada por personalidades de la cultura, la política, los deportes y los espectáculos, sino también uno de los inmuebles más emblemáticos y lujosos de la capital.

Así lo aseguró Sergio Peralta Sandoval, autor del libro “Hotel Regis”, quien definió su obra como una biografía de este recinto icónico, del personal que trabajó en él y de las personalidades que alguna vez se hospedaron ahí o acudieron para asistir a reuniones, fiestas o pasar un rato de ocio.

Con este libro pretendo recoger una parte de la historia de la ciudad, y de alguna forma de nuestro país, a través de lo que fue un importante punto de reunión, de manera específica en las décadas de los 40, 50 y 60 del siglo pasado, una auténtica época de esplendor que llegó a  su fin con el terremoto”, señaló Peralta entrevista con Filmeweb.

Bajo el sello de la editorial Diana, el libro narra los orígenes de este emblemático hotel y cómo fue convirtiéndose en testigo de sucesos memorables en la historia de México: desde reuniones y eventos con candidatos a la presidencia de la República, hasta la visita de celebridades mexicanas y de otras nacionalidades que forjaron la vida moderna de nuestra ciudad.

Hotel regis 2

De acuerdo con el autor, por el Hotel Regis —estaba ubicado en la esquina de Juárez y Balderas— desfilaron personalidades del cine, la música y el arte, como Jorge Negrete, Gloria Marín, Dolores del Río, Agustín Lara, Pedro Vargas, María Félix, Lupe Vélez, Gary Cooper, el pintor Gerardo Murillo “Dr. Atl”, el ex presidente Richard Nixon, el Rey Carol de Rumania y Luis Echeverría, entre muchos otros.

Incluso, en sus lujosas habitaciones, llegaron a estar toreros famosos como Silverio Pérez o Luis Procuna, quienes ahí solían colocarse el traje de luces para luego llegar a la plaza de toros y entrar triunfantes para su corrida.

Con el Hotel Regis se pierde un punto de tradición, un punto de reunión, porque medio mundo acudía a sus diferentes espacios: peluquería, alberca, farmacia o la taberna ‘El Greco’, para ver y ser visto; es decir, no sólo para disfrutar, sino también para arreglar negocios del momento”.

Sergio Peralta Sandoval afirmó que con este libro hace un trabajo de recuperación de memoria de la Ciudad de México y, a la vez, deja un testimonio escrito y gráfico para quienes no lo conocieron.

El volumen, con cerca de 300 páginas, presenta además una serie de imágenes fotográficas de las personas que disfrutaron sus diferentes espacios.

Con esta obra colaboro de manera modesta a la historia de nuestra ciudad. Que esto sea una guía más, un referente, un retrato del hotel, de las vidas que vio pasar y de los acontecimientos memorables que presenció”, indicó.

Hotel regis 3

Post relacionados

Cineteca