El cine mexicano estará presente en Berlín

enero 31, 2015

Por: Redacción

Sebastián Bracho.-

Once filmes de manufactura nacional, algunos de ellos coproducciones con otros países, asistirán este año a la edición 65 del Festival Internacional de Cine de Berlín, que tendrá lugar en la capital alemana del 5 al 15 de febrero próximo.

Esos trabajos estarán repartidos en diversos rubros. Por ejemplo, la cinta “Eisenstein en Guanajuato” (Países Bajos-México-Bélgica-Finlandia), dirigida por Peter Greenaway, competirá en la Selección Oficial del encuentro cinematográfico.

Protagonizada por Elmer Bäck, Luis Alberti, Lisa Owen y Stelio Savante, narra la etapa en que el cineasta ruso vivió en tierra azteca y filmó la película “Que viva México” en 1931.

Apoyada por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), también explora la mente de un genio creativo que enfrentó los deseos y miedos del amor, el sexo y la muerte, a través de diez apasionantes días que ayudaron a darle forma al resto de su carrera como uno de los más grande maestros del Séptimo Arte.

Otra cinta seleccionada para participar en la Berlinale es “600 millas”, ópera prima del mexicano Gabriel Ripstein que inaugurará la sección Panorama, la segunda más importante del festival.

Producida por Michel Franco y Moisés Zonana, tiene como protagonista Kristyan Ferrer (“Guten Tag Ramón”) en el rol de “Arnulfo Rubio”, un operador de nivel bajo en el tráfico de armas entre Estados Unidos y México, que es vigilado por un veterano agente de la ATF.

En tanto la sección Nativo, dedicada a filmes con historias de personas y comunidades indígenas de todo el mundo, centrará su atención en Latinoamérica, de que ahí que hayan sido elegidos los filmes “Eco de la montaña”, documental dirigido por Nicolás Echevarría sobre el artista huichol Santos de la Torre.

La cinta denuncia que, a pesar de ser autor de un gran mural en la estación de metro Palais Royal, cerca del Museo del Louvre en París, vive aislado e ignorado en la sierra de Jalisco.

También se proyectará “Silvestre Pantaleón”, de Roberto Olivares Ruiz y Jonathan D. Amith, quienes muestran la lucha cotidiana de un anciano guerrerense con el fin de conseguir el dinero necesario que le ayude a someterse a la ceremonia de curación “Levantamiento de Sombra”.

Para conseguirlo, hace lo único que sabe hacer y quizás solo él hace hoy en día: producir objetos tanto de uso cotidiano como religioso con la fibra de maguey y palma.

Asimismo destaca “Bankilal (el hermano mayor)”, de María Dolores Arias Martínez, documental en lengua tzotzil sobre Manuel Jiménez, quien se convierte en el Bankilal de su pueblo para interceder  por su comunidad ante los seres protectores del universo, y asegurar la permanencia de las costumbres y prácticas heredadas por los primeros Padres-Madres tzotziles.

Otro largometraje documental en Nativo es “Koltavanej”, de Concepción Suárez Aguilar, surgido como una de las producciones de la iniciativa Ambulante Más Allá, de la gira de documentales, y que explora la vida de Rosa López Díaz, una mujer tzotzil torturada durante el embarazo para que se auto culpara por un crimen.

Fue filmado desde el Centro de Rehabilitación Social número 5, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y muestra cómo la voz trasciende los muros y rescata la dignidad de las personas.

En tanto “Yvy Maraey” (Bolivia-México-Noruega), de Juan Carlos Valdivia, presenta la aventura entre un cineasta y un líder indígena por los bosques del sureste boliviano, con el objetivo de hacer una investigación para una película sobre el mundo guaraní.

En el Foro, dedicado a los trabajos experimentales, aquellos que se sitúan entre el arte y el cine, se presentarán “La maldad”, de Joshua Gil; y “Violencia”, de Jorge Forero.

En este mismo espacio, en el programa de sesiones especiales,  dedicado a películas históricas y redescubrimientos, se incluye la exhibición de “Cuatro contra el mundo” (1950), un clásico del cine negro mexicano dirigido por Alejandro Galindo.

Finalmente en Generación, sección dedicada a niños y jóvenes, se verá “La casa más grande del mundo” (México-Guatemala), de Ana Virginia Bojórquez y Lucía Carreras (coproducción Guatemala-México), cinta en la que Rocío, una niña maya, vive en las montañas de Guatemala junto a su madre embarazada y su abuela.

Debido al parto prematuro de la madre, adquiere el compromiso de cuidar el rebaño de la familia sola, por primera vez, pero se distrae jugando y pierde las ovejas.

Relacionados

Anunciate en Filmweb

ecofilm 2018