El Cártel del Golfo y Los Zetas se enfrentan en “Western”

julio 27, 2015

Fernando Díaz, enviado.-

GUANAJUATO, Guanajuato | La violencia que se vive actualmente en gran parte de la República, producto del narcotráfico y del crimen organizado, llegó a dos de las ciudades fronterizas consideradas las más “seguras” de México y Estados Unidos, respectivamente: Piedras Negras (Coahuila) y Eagle Pass (Texas).

Bajo esta premisa, el cineasta norteamericano Bill Ross codirigió junto a su hermano Turner el documental “Western”, que a través de dos personajes muestra los lazos fraternales y culturales entre ambas urbes, separadas por el río Bravo pero ya invadidas por el control de territorio entre el Cártel del Golfo y el grupo criminal Los Zetas.

Mientras Chad Foster, el querido y respetado alcalde de Eagle Pass trata de impulsar la inversión extranjera en Piedras Negras; el ganadero estadounidense Martin Wall cría solo a su pequeña hija y comercializa cientos de reses, de donde proviene su principal fuente de ingresos para vivir.

Ambos tienen una cosa en común: la frontera es parte fundamental de su trabajo. Para el primero significa controlar el narcotráfico; el otro debe enfrentar la decisión temporal tomada por congresistas de su país, pues él, al igual que otros muchos ganaderos, no debe importar ganado de México poniendo en riesgo su vida a causa de la violencia.

Mi hermano y yo crecimos viendo películas western. Cuando estábamos filmando nuestro segundo largometraje se nos ocurrió la idea de hacer un western documental, así que nos fuimos de viaje a la frontera con México en busca de un John  Wayne, y curiosamente lo encontramos en Chad Foster”, explicó en entrevista Bill Ross.

El filme, exhibido en el marco del 18 Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés), muestra cómo Piedras Negras ha dejado de ser segura para sus habitantes, principalmente policías y periodistas; algunos de éstos, pertenecientes al semanario “Zeta”, fueron asesinados con saña por revelar información sobre el narco.

Cuando llegamos a Piedras Negras las cosas estaban tranquilas. Queríamos filmar a Chad como un hombre que había adoptado parte de la cultura mexicana pero que al mismo tiempo seguía siendo fiel a sus raíces tejanas, hasta que se desató esa guerra entre el Cártel del Golfo y Los Zetas.

Mientras en Estados Unidos haya demanda de droga, la violencia jamás va a terminar en la frontera”, afirmó Ross, quien además documenta en el largometraje la sorpresiva muerte del entonces alcalde de Piedras Negras, José Maldonado, hasta ese momento amigo cercano y colega de Chad Foster.

El funcionario falleció en un avionazo cuyas causas no fueron esclarecidas del todo. De acuerdo con el gobierno de Coahuila la nave que tripulaba se estrelló debido a malas condiciones climáticas. Muchos habitantes de Piedras Negras lo atribuyeron a un atentado del crimen organizado.

 

 

 

 

 

 

 

Relacionados