El caos familiar de Xavier Dolan en “No es más que el fin del mundo”

Sebastián Bracho.-

Jean-Luc Lagarce, dramaturgo de Héricourt, Francia, tenía 38 años cuando sucumbió ante el virus del Sida. Cinco años antes, en 1990, había escrito “Juste la fin du monde”, una obra de teatro en donde el protagonista, que padece una enfermedad sin nombre, sabe que va a morir y decide anunciárselo a la familia que abandonó años atrás.

El argumento de esta pieza fue adaptado al cine por el polémico pero talentoso cineasta canadiense Xavier Dolan, en su primera producción extranjera titulada “No es más que el fin del mundo”.

Se trata de una de las películas más esperadas de la 61 Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, la cual podrá verse en este recinto hasta el próximo 28 de noviembre.

El alter ego de Lagarce está encarnado por Gaspard Ulliel, actor que recientemente ganó posición con su trabajo protagónico en “Saint Laurent” (Bertrand Bonello, 2014).

xavier-dolan-1

El actor francés se pone en la piel de “Louis-Jean Knipper”, un escritor enfermo que regresa a la casa de su madre después de 12 años de ausencia para anunciar su muerte inminente, pero sólo es recibido con egoísmo y hostilidad.

La familia está integrada por algunos de los actores franceses más reconocidos de la industria contemporánea: Vincent Cassel interpreta al hermano mayor del protagonista, que lo agrede constantemente; Marion Cotillard es su nuera, una mujer sumisa y retraída, y la primera en darse cuenta que el escritor está en mal estado; así como Léa Seydoux en el papel de su hermana menor.

“Sólo es el fin del mundo” se presentó este año en competencia en el Festival de Cine de Cannes, y Xavier Dolan, de 27 años, se hizo acreedor al Grand Prix, aunque la prensa que se había dado cita reaccionó con abucheos.

Cabe destacar que sus dos películas anteriores, “Tom en el granero” (Tom at the Farm, 2013) y “Mommy” (2014), también se exhibieron en la Muestra Internacional de Cine.

 

Post relacionados