El Breve Espacio: ¡Por fin se casaron Silvia Pinal y Juan José Origel!

Mario de la Reguera.-

¡Nadie habla mejor que Daniela Romo!: Esto lo corroboramos, durante las 100 representaciones de “La fierecilla tomada”, en el Teatro San Rafael, teniendo como testigos a Fela Fábregas y su hijo Manolo Sánchez Navarro, así como invitados del calibre de Morris Gilbert y Tina Galindo, donde la cantante se aventó un discurso tan emotivo que encantó no sólo al público, sino a todo el elenco de lo que, para nuestro gusto, ha sido el gran musical del año…

Los productores Juan Torres y Guillermo Wiechers tampoco se quedaron atrás en lo del buen hablar, ya que no se les pasó detalle alguno para agradecer a quienes han hecho posible esta maravillosa escenificación encabezada por Héctor Bonilla y las dos Andere (Jacqueline y Chantal), cuyas interpretaciones son tan acertadas que no dudamos cosecharán en eso género los máximos galardones teatrales que se avecinan…

Quizá por haberse develado la placa alusiva en la segunda función del domingo pasado, la alfombra roja no se vio tan engalanada de famosos, pero ¿qué creen? ni falta hicieron, pues asistieron los que verdaderamente anhelaban los anfitriones: la madrina de lujo y los productores teatrales ya mencionados…

No está por más agregar que Mauricio Martínez ventiló que, junto a Gerardo González, está haciendo un nuevo libro sobre la historia de la comedia musical en México… También supimos que Lisardo y el grupo Pandora cantarían con la Romo en el segundo concierto que dará en el Auditorio Nacional y que el tlaxcalteca Carlos Rivera será  “El rey léon”, como ya lo fue en España.

¡POR fin se casaron Silvia Pinal y Juan José Origel, durante la comilona que él organizó a beneficio del Teletón, en el Parque Lincoln, el sábado pasado!, donde Gloria Cantón, muy amiga de ambos, atestiguó el enlace, con el beneplácito de Carla Estrada y las caras de ¿what? de Joaquín López Dóriga, Raquel Bessudo, Fernando Landeros, Nené Gardoqui, Héctor Sandarti, Lucía Méndez, Raúl Araiza y Adriana Landeros, entre un prolongado etcétera…

Como es de suponer, todo fue ficticio, pero júrenlo que por la mente del conductor de “Derecho de admisión” debió haber pasado que el famoso lienzo de Diego Rivera que le hizo a la protagonista de Viridiana ya tenía nuevo dueño.

A PROPÓSITO de bodas: Parece que fue ayer, pero Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera cumplieron esta semana 4 años de casado. Como recordarán, después de unos meses de relación, el entonces gobernador del Estado de México la llevó al Vaticano para pedirle matrimonio en la Basílica de San Pedro, donde el mismísimo Papa Benedicto XVI los bendijo. Ahí fue donde, precisamente, Peña Nieto decidió anunciar su boda con la actriz.

PERO volviendo a la Pinal, la Asociación Rafael Banquells que ella preside y cuya misión es ayudar a pioneros del cine, radio y televisión en sus necesidades más apremiantes, celebró la XXIII Entrega de los Premios Bravo, en el Centro Libanés, donde una de las ausencia más marcadas fue la de Edith González, quien, luego de pretextar que no asistiría porque salía de viaje, se negó a mandar un saludo grabado…

Al enterarse el comité de premiación —comandado por la colega Maxine Woodside—, de lo anterior, cual don Pedro Ferriz Santacruz, no supo si llorar, reír o ponerse a rezar, ya que sus integrantes nunca imaginaron semejante desplante de su seleccionada como Mejor Actriz de Cine, por su película “Deseo”…

Lo anterior motivó que nuestro paisano Alfredo Gudinni  cuchicheara a Rocío Maldonado y Jaime Ortiz Pino —miembros del jurado, al igual que nosotros—: “No se preocupen, las he visto caer desde más arriba“,  dando entender que estrellas mucho más importante que ella se esfumaron en un abrir y cerrar de ojo…

No dijo nombres, pero vinieron a nuestra mente, como por arte de magia: Sofía Álvarez, Leticia Palma, Meche Barba y Ana Bertha Lepe, quienes, por un motivo o por otro, desaparecieron de nuestro firmamento artístico.

SI nos preguntaran quién fue la fémina mejor vestida, dicho título recaería en la máxima homenajeada de la noche: Jacqueline Andere, cuya trayectoria artística de 55 años fue muy celebrada por la concurrencia… En cuando a trapos, tampoco pasaron desapercibidas las vestimentas de Rosina César de Brenan —la heredera del California Dancing Club—, María Victoria —recién desempacada de San Antonio, donde atestiguó el nacimiento de su noveno nieto, vía su hijo Rubén Zepeda Cervantes y su nuera Marisol Jaime—, Yolanda Ciani —titular de la Asociación Nacional de Actores—,  Laura Zapata. Norma Lazareno  y Liza Echeverría, aunque, viéndolo bien, la productora Carla Estrada y la propia anfitriona —la señora Pinal— también lucían bastantes catrinas…

Por otro lado, sin nos cuestionaran acerca de la pareja más atractiva de la noche, no lo pensaríamos dos veces: la que conformaron Marisol del Olmo y nuestro paisano Agustín Arana, cuando subieron a conducir uno de los segmentos del evento… ¿La belleza más espectacular?: ¡Carmen Campuzano!…

Ahora  vayámonos con los caballeros más elegantes: Víctor Abboud —el arquitecto de cabecera de Silvia—, Luis Couturier, Antonio Brenan —el yerno consentido de Mariana de la Cruz—, Antonio Zavala —Mejor Director de Cine, por “Deseo”—, el doctor Rafael Herrerías —¡vaya manera de pujar en la subasta!—, Pedro Damián —proclamado el Mejor Actor de Cine—, Manuel Ojeda, Ismael Larumbe —el eterno maestro de ceremonias de los Bravo— y ¡Fernando Allende!, quien, aquí entre nos, le dio el tiro de gracia a la canción “¿A dónde va nuestro amor?”, tema de la telenovela “Muchacha italiana viene a casarse”, que inmortalizara Angélica María, con ese ritmo extraño que le imprimió.

Por hoy, es todo.

Post relacionados