El breve espacio: Lucía Méndez y Verónica Castro ¡más cerca que nunca!

marzo 7, 2015

Por: Redacción

Mario De la Reguera

Siempre que vamos al Teatro Hidalgo viene a nuestra mente, como por arte de magia, Dolores del Río porque la primera vez que lo pisamos fue viéndola interpretar “La dama de las camelias”, cuyo momento culminante era cuando se descubría sus piernas: ¡tan maravillosamente bien torneadas!, que el aplauso generalizado no se hacía esperar… Con Silvia Pinal, en cambio, nuestra experiencia no fue tan memorable porque ¿qué creen? la gente se reía -mejor dicho, se ¡carcajeaba!- en el momento más emotivo de “Anna Karenina”… Nuestra paisana Rosenda Monteros, por su parte, nos dejó boquiabiertos cuando se atrevió dar vida al mismísimo “Hamlet”… Y, ¿por qué no? Jacqueline Andere, cuando dio vida a su máximo papel teatral: “Carlota de México”, bajo la batuta de Miguel Sabido… Todo esto viene a colación porque, actualmente, dicho foro no sólo es la actual sede del musical “Mame”, sino también de dos espectáculos fuera de serie: “Tributo a Queen” y “Caleidoscopio en Tango”, donde, sin duda, Federico Di Lorenzo es la estrella indiscutible… ¡Vaya presencia y vozarrón del novio de María Filippini!, arropado en ambas escenificaciones por un elenco fuera de serie… Para nuestro gusto, la segunda puesta en escena debería llamarse “El día que me quieras” -la canción más emblemática de Carlos Gardel– porque lo haría más entrañable y comercial… La música, el vestuario, las luces y la escenografía, tanto de una pieza como de la otra, se conjugan para disfrutar dos representaciones dignas de Broadway, Londres, Madrid o Buenos Aíres… No está por más resaltar también la actuación de Daniel Araujo, cuyo travestismo nos hizo recordar primero a Lorena Velázquez, después a Lilia Aragón y, finalmente, a Gloria Swanson, hasta el punto de pensar en él para protagonizar un musical nunca escenificado en nuestro país: “Sunset Boulevard”… Alguna vez le comentamos a Araujo que su manera de actuar harto nos recordaba a la de su inolvidable paisanaBertha Moss y, como es de suponer, le encantó la comparación.

Otra obra estupendamente montada es “El sello escarlata”, cuyos productores, Mónica Díaz, Yosi Bernstein y Rubén Peralta, aprovechan el Teatro Chapultepec (debería llamarse Teatro Angélica María) como nunca antes se había hecho… Se trata de una aventura musical que involucra romance, intriga, espionaje y mucha acción… Situada en Francia e Inglaterra durante el reino del terror y la revolución francesa, la historia fue la primera en involucrar un héroe que disfraza su identidad… El elenco que nos tocó ver estuvo encabezado por Efraín Berry (Percival Blakeney), quien oculta a su esposa Marguerite  (Irasema Terrazas) su doble identidad como aristócrata mentecato y líder de la Liga del Pimpinela Escarlata, una valiente agrupación de hombres que rescatan a numerosas personas de la guillotina… La escena vibra con combates de espadas, intrigas, engaños y un gran romance realzado por la vestimenta de la época y el tono cómico de la obra… Aparte de los mencionados, también destaca con luz propia la actuación de Luis René Aguirre, comoChauvelin; así como las de Roger Cundey (Príncipe de Gales), Felipe Lozano (Robespierre), Diego Tubilla (Armand) y Mario Bellar (Ozzy)… Bueno es agregar que la orquesta -con sus violines, violas, cellos, trompetas, trombones, oboes y clarinetes, entre otros instrumentos- suena cual ¡sinfónica!… “El sello escarlata”, parafraseando a Enrique Alonso Cachirulo, es para los niños, los papás de los niños y los papás de los papás de los niños… En pocas palabras, ¡para toda la familia!

Por otro lado, “El pelón en sus tiempos de cólera” llega a las 900 representaciones, ya no en uno de lo foros de Ocesa, donde se eternizó en cartelera, sino en el Milán, donde Héctor Suárez Gomís se dio el lujo de invitar como madrina de develación de la placa alusiva a Natalia Sosa, cuestión que, según los enterados, Morris Gilbert nunca se lo hubiera permitido en el Teatro del Hotel NH… Aparte de la actriz veracruzana, complementan la lista de padrinos: Rebecca de Alba, Juan Manuel Bernal y Karina Gidi.

Finalmente, las que estarán más cerca que nunca, el próximo domingo, en el Centro Teatral Manolo Fábregas, serán las acérrimas enemigas Lucía Méndez y Verónica Castro, por distintos motivos… La primera protagonizando la muy agradable comedia “Un encuentro inesperado”, al lado de Mauricio Herrera; en tanto que la segunda amadrinando las 200 funciones de “La fierecilla tomada”, para nuestro gusto el mejor musical estrenado el año pasado… A propósito, allí mismo fue la XXXII Premiación de la Agrupación de Periodistas Teatrales (APT) que preside Benjamín Bernal, donde las sorpresas en cuanto a premiados estuvo a la orden del día.

Por hoy, es todo.

Relacionados

Anunciate en Filmweb