El Breve Espacio: La actriz que opacó la gran noche de Mario Iván Martínez

0 Flares 0 Flares ×

Mario de la Reguera.-

Todo hacía suponer que sería la gran noche de Mario Iván Martínez, durante la develación de la placa de las 100 funciones de “La jaula de las locas”, ya que, incluso, días antes, la Agrupación de Periodistas Teatrales (APT) le había otorgado el premio Interpretación Magistral ‒¡nunca antes dado a ningún otro histrión!‒ y Juan Ignacio Aranda se atrevió a proclamarlo allí como el sucesor de su papá, don Ignacio López Tarso, cuestión que no debió hacerle mucha gracia a Héctor Bonilla, pues siempre se le ha considerado el heredero natural para ocupar el trono que un día el protagonista del “El Rey Lear” dejará vacante, pero ¡oh sorpresa!: nadie contaba con la inesperada caída de Jacqueline Andere, en el mismo escenario donde personificó su máximo éxito teatral: “Carlota Amalia de México”, versión Miguel Sabido

La verdad es que tuvieron que pasar 24 horas para que nosotros ‒¡y la mayor parte del público!‒ se repusiera del mal paso que dio la viuda de José María Fernández Unsaín, quien, después de esa aparatosa caída, pensamos que iría a traer como himno el resto de su vida aquella canción de José Alfredo Jiménez que dice: “Porque sé que de este golpe ya no voy a levantarme“… Pero, gracias a Dios, no fue así, y al poco rato reapareció en el escenario ante la cara de ¿what? de propios y extraños, porque, a diferencia del productor Juan Torres, ignorábamos que había caído sobre una malla que la detuvo de un golpe que pudo haber sido mortal…

Fue tal el susto que se llevó Chantal Andere que se puso blanca ‒cual chapata enharinada‒ hasta el punto que parecía arrancada del teatro Kabuki de Japón… Jackie, sin embargo, con la mejor de sus sonrisas y sin que se le moviera el menor cabello, hasta bromeó con la aparatosa caída que sufrió años atrás Juan Gabriel, y con la niña de sus ojos ‒la lindísima Chantal‒  más el apuesto actor José Ron se dispusieron apadrinar la ceremonia, pero, la verdad,  ya no fue lo mismo….

Todos coincidimos que la centenaria escenificación de “La jaula de las locas” no tuvo el menor pero, todo salió perfecto, ¡está mejor que nuca!, hasta el punto que su productor anunció que prolongaban su estancia en el Teatro Hidalgo, donde Mario Iván seguirá demostrando porqué es uno de los mejores actores que tenemos y de que no pudo tener mejor pareja escénica que Roberto Blandón para llevar a buen puerto sus respectivas personificaciones…

Luego de ellos, los que se llevan el mejor tributo del público es ese maravilloso cuerpo de baile, encabezado por Eduardo González, que está sublime como Chantal, sin olvidarnos de otras memorables actuaciones a cargo de: Moisés Suárez, Aída Pierce, Rogelio Suárez, Jimena Parés, Israel Estrada, Brenda de Arrigunaga y Carlos Pulido… La música en vivo, bajo la batuta de tres directores, se agradece de corazón, igual que la participación de Matías Gorlero (Director e Iluminador), Oscar Acosta (Escenógrafo), Pepe Posada (Coreógrafo), Bernardo Vázquez (Maquillaje y Peluquería), Eduardo Soto (Música), Diego Flores, Omar Muñoz y Fer Carril, sin olvidarnos de Tere Miranda en la Relaciones Públicas…

No está por más agregar que entre los múltiples agradecimientos de Juan Torres, apuntamos las que ofrece a dos amigos y ahora socios: Marco Revueltas y César Balcázar, así como la que brinda a su entrañable cuatacho Guillermo Wiechers… Torres, finalmente, dedica esta temporada teatral a Silvia Pinal, quien fue la primera productora de “La jaula de las locas” en México.

Post relacionados