Ray Zubiri

El Breve Espacio: Itatí Cantoral y Livia Brito no pudieron con el paquete…

Mario de la Reguera.-

NO cabe duda que hay figuras artísticas insuperables… Los casos más recientes son Silvia Pinal y Angélica María, cuyos respectivos personajes en “Mame” y en “Muchacha italiana viene a casarse”, no han podido ser igualados, mucho menos superados por las actrices que en esto momento están escenificándolos…

Itatí Cantoral está bastante bien en dicho musical, pero no gloriosa y maravillosa como lo estuvo Silvia… Algo similar le sucede a Livia Brito en la telenovela insignia de la Novia de México, quien, por más que le pone ganas, no le llega ni a los talones a aquella “Valeria” que llegó para quedarse en el corazón de los televidentes…

Además, el tema musical ejecutado por Playa Limbo, ¿A dónde va nuestro amor? es, materialmente, masacrado por la vocalista (María León) de dicho grupo…

No es la primera vez que sucede algo similar, basta recordar que tanto Jacqueline Andere como Diana Bracho han hecho el papel central de “Un tranvía llamado deseo”, pero, a pesar de los años transcurridos, ¡nunca pudieron borrar el eximio trabajo de María Douglas!…

Angelique Boyer estuvo aceptable como “Teresa”, pero tampoco alcanzó el histrionismo que distinguió a Maricruz Olivier en la película de igual nombre… Ofelia Guilmain y Susana Alexander obtuvieron un ocho en “Los árboles mueren de pie”, sin alcanzar el 10 que calificaba la excelencia de doña Prudencia Griffel

Igual sucedió con Edith González, en “Doña Bárbara”, y a Victoria Ruffo, en “La malquerida”, si nos atrevemos a compararlas con María Félix y Dolores del Río, en las respectivas películas que estelarizaron…

Laura Zapata y Blanca Guerra optaron por dar vida a dos papeles teatrales que fueron muy significativos para Carmen Montejo: la primera estuvo “a punto” de igualarla en “Los efectos de los rayos gamma sobre las caléndulas” y la segunda dejó “algo” (para no poner “mucho“) que desear en “Quién le teme a Virginia Woolf”…

AHORA vayámonos al lado de ellos. Varios son los actores que han sido “Juan del Diablo” en “Corazón salvaje”, pero, al menos, en la pantalla chica, ninguno como ¡Eduardo Palomo!… Pedro Armendáriz Jr. no lo hizo nada mal en “Violinista en el tejado”, es más, sorprendió, pero, usted sabe, Manolo Fábregas era ¡Manolo Fábregas!…

¿Alguien se imagina “El hombre de la mancha”, sin Claudio Brook;  “El diluvio que viene”, sin Héctor Bonilla o “La bella y la Bestia”, sin Roberto Blandón?… “El diario de un loco” sólo pertenece y pertenecerá a Carlos Ancira, como “El contrabajo” a Ari Telch

Alberto Vázquez hizo la segunda versión de “El inocente”, de Pedro Infante, bajo el título de “Romeo contra Julieta”, pero su trabajo, comparado con el del “Ídolo de México”, quedó en un simple esfuerzo…

Abundan quienes quieren hacer la segunda versión televisada de “Gutierritos”, pero, por más que barajan nombres, desde Carlos Bonavides hasta Adal Ramones, pasando por Ernesto Laguardia, ningún productor se atreve a realizar el papel que inmortalizó Rafael Banquells

Bueno, mejor aquí la paramos, porque, de lo contrario, se quedarían  muchas notas en el tintero.

NOTITAS

Cecilia Galliano y Mark Tacher estuvieron a punto de cantar: “Diciembre me gustó para que te vayas, que sea tu triste adiós mi Navidad“, pero prefirieron hacerlo quince días antes del mes de Santa Claus, a través de un comunicado conjunto que dejó sin habla hasta sus más allegados, como el colega Gabriel Cuevas, pues nunca imaginaron que acabarían con el gran amor que se profesaban.

Los Hermanos Carrión e Irán Castillo, entre los veracruzanos distinguidos que fueron galardonados por sus respectivas trayectorias artísticas, en el Centro Cultural y Social Veracruzano, cuyo patronato lo preside el doctor Julián Sánchez Cortázar, con motivo del XXII Aniversario de dicho recinto. A pesar de que Irán andaba con alta temperatura, no faltó al homenaje. Tampoco ninguno de los tres legendarios Carrión: Ricardo, Lalo y Héctor, acompañados de sus músicos.

– Hablando de Veracruz, esplendorosa la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde Yuri cantó el Himno Nacional sin equivocación alguna, mientras que Ricky Martin (más desnalgado que nunca) cerró el evento con sus cadenciosos ritmos. Dicha ceremonia, por cierto, muy superior a la apertura del Mundial de Futbol en Brasil, la cual, si mal no recordamos, nos pareció muy región cuarta.

– Le fallaron los invitados artísticos a Sherlyn, no así los políticos a su ya marido, Gerardo Islas, quien tuvo entre ellos al mismísimo gobernador poblano que arribó en su helicóptero particular. A diferencia de las niñas bien o las princesas europeas, que sólo se ponen uno, la juvenil actriz, cual nueva rica, presumió tres trajes nupciales a lo largo de tan especial ocasión.

– ¡Vaya agarrón el que escenificaron Galilea Montijo y Maliyani Marín, por culpa de la segunda! Los muy enterados aseguran que la cubana maltrató a una maquillista, que también lo es de la conductora de “Hoy”, motivo por el que la tapatía le puso un hasta aquí ante la mirada de “¿what?” de la productora Carla Estrada quien, como don Pedro Ferriz Santacruz, no supo si reír, llorar o ponerse a rezar, debido a que es vox populi que la beldad antillana es su niña consentida. No es la primera vez que Gali ubica a una extranjera: ¡basta recordar cómo se puso a Laura Bozzo por un caso parecido!

– Las admiradoras de Manuel Mijares se le fueron a la yugular cuando pidió que no lo besaran, no lo abrazaran, ni lo tocaran, durante la presentación de su última producción discográfica en una tienda de discos. Ya pueden imaginarse lo que provocó en las redes sociales su actitud de divo. A nosotros nos extrañó tanta petulancia, ya que el cantante de la doble M siempre ha sido un caballero en toda la extensión de la palabra.

– No se necesitaba ser adivino para saber que la pareja protagónica juvenil de la próxima producción de Emilio Larrosa serían Sofía Castro y José Eduardo Derbez, pese a que abundaban los candidatos, de ahí que los veamos en la telenovela “Amores con trampa” compartiendo créditos con Itatí Cantoral, Ernesto Laguardia y ¡oh sorpresa! Eduardo Yáñez. ¿Se imaginan que surgiera un flechazo entre éste último y la mayor de las sobrinas de Verónica Castro?

– Como novio de rancho (vestido y alborotado) quedó don Ignacio López Tarso pues, 24 horas antes de que se llevara a cabo su anunciado homenaje teatral en el Palacio de Bellas Artes, se suspendió, sin motivo aparente. Los muy enterados aseguran que se debió a que no llegarían a tiempo el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, procedentes de Australia, ya que ella fue la principal impulsora de tan merecido reconocimiento, a raíz de que su primogénita compartió créditos con nuestro más grande histrión en la obra teatral “El cartero”.

– A lo mejor es nuestra imaginación, pero sospechamos que Ingrid Coronado siente una atracción involuntaria hacia el juez Víctor García, conforme avanzan la final de la “Academia Kids 2”, donde esta semana la emisión volvió a ser una delicia, sobre todo cuando Giovani (el representante de Xochimilco) le dio su pase al niño huichol (Yuawi) para que no lo descalificaran.

Por hoy, es todo.

Post relacionados