Dos jóvenes rebeldes se prometen amor y anarquía

octubre 2, 2015

Por: Redacción

Fernando Díaz Juárez.-

La historia de dos chicos con afición por las patinetas, quienes se involucran en el negocio del tráfico de sangre, es abordada por el cineasta Julio Hernández Cordón en su tercera película “Te prometo anarquía”, que pretende ser un reflejo social de la juventud mexicana y de la situación actual por la que atraviesa el país.

El realizador, conocido por estar al frente de películas como “Gasolina” y “Las marimbas del infierno”, también muestra las desapariciones forzadas de personas cometidas por el crimen organizado.

Los roles protagónicos recaen en Diego Calva y Eduardo Martínez, actores no profesionales que interpretan a “Miguel” y “Johnny”, respectivamente. Ambos han sido amigos desde niños pero están enamorados, y sin medir las consecuencias de sus actos se inician en un negocio redituable.

Son dos jóvenes que se conocen de toda la vida y se tienen un amor profundo. Uno es hijo del ama de llaves del otro, y deciden involucrarse en un negocio que les parece apetitoso: vender sangre a miembros del narcotráfico para sus clínicas clandestinas”, refiere Hernández Cordón.

“Gabriel” (Gabriel Casanova), camillero de un hospital, es quien los contacta con narcos para traficar con la sangre, sin imaginar que éstos desaparecerán a 50 personas, entre los que se encuentran sus amigos más cercanos y algunos empleados que trabajan para la madre de “Miguel”.

De acuerdo con el realizador de origen guatemalteco, pero afincado en México desde hace varios años, la historia la escribió él mismo mucho antes de que ocurrieran casos mediáticos como el de las personas de Tepito que fueron “levantadas” en la Zona Rosa; o el de los normalistas de Guerrero.

Así, la cinta se centra en la búsqueda de los protagonistas para encontrar a esas personas, teniendo como inspiración la historia real de una persona cercana al cineasta. “Es una historia de amor con personas que cometen actos atroces pero que también tienen momentos de ternura”.

El largometraje se rodó durante seis semanas en los Estudios Churubusco y en locaciones de la Ciudad de México, como Santa María la Ribera.

De acuerdo con Hernández Cordón “iba a ser mi segunda película, pero por falta de presupuesto y porque se trataba de algo más narrativo estaba un poco inmaduro, así que poco a poco, de forma orgánica, dejé que creciera”.

“Te prometo anarquía” es una de las películas que competirá en la sección Largometraje Mexicano del 13 Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que se realizará del 23 de octubre al 1 de noviembre próximo en la capital michoacana. Hace unos días obtuvo una Mención Especial del premio Horizontes Latinos en el marco del 63 Festival Internacional de cine de San Sebastián, en España.

Relacionados