Documentan 70 años de historia cinematográfica de los Bracho

0 Flares 0 Flares ×

Macarena Quiroz Arroyo.-

Más de dos años le llevó a Jesús Ibarra, la investigación sobre la vida y obra de Andrea Palma, Jesús, Julio y Diana Bracho, así como de Julio Bracho Castillo, reunida en el texto: “Los Bracho. Tres generaciones de cine mexicano”.

Editado por la dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Filmoteca de la UNAM, como parte de su colección “Miradas en la Oscuridad”, el libro  presenta no sólo el contexto en el que vivieron los protagonistas de siete décadas de historia del séptimo arte mexicano, sino el lado humano de una de las dinastías más importantes dentro del espectáculo nacional.

El interés del  investigador, egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, por la familia Bracho surgió a raíz de que obtuvo un autógrafo de Andrea Palma (1903-1987), y se convirtió en uno de sus admiradores.

A partir de ese momento no hubo película, obra de teatro o telenovela en que la Diva de Durango  apareciera que Jesús no documentara. Poco a poco su conocimiento se amplió a la familia de Andrea, cuyo verdadero nombre es Guadalupe Bracho.

Antes de incursionar en el séptimo arte, Andrea Palma vivió en Estados Unidos, a donde viajó en compañía de su prima Dolores del Río, y tuvo oportunidad de conocer a las grandes divas de Hollywood, a varias de las cuales fascinó con los exclusivos diseños de sus sombreros.

Tiempo después regresó a México y abrió su sombrerería llamada Andrea, en la Calle de Madero, en el Centro de la Ciudad, y es ahí donde la gente la empezó a llamar Andrea nombre que al incursionar en el teatro, de manera circunstancial, adoptaría.

En su libro, Jesús Ibarra señala a Andrea Palma como la primera gran Diva del cine mexicano y muestra de ello son sus actuaciones en las cintas: “La mujer del puerto” (1933) y “Distinto Amanecer” (1943), consideradas clásicas del cine.

Por lo que respecta a Julio Bracho (1909-1978), es considerado, junto con EmilioEl IndioFernández y Roberto Gavaldón  uno de los tres directores más importantes de nuestra cinematografía y prueba de ello son sus filmes: “Historia de un gran amor” (1942) y “La sombra del Caudillo” (1960).

Jesús Bracho (1910), trabajo como escenógrafo en películas dirigidas por Luis Buñuel, Luis Alcoriza y su hermano Julio, en los años en los que la escenografía era parte fundamental de las películas.

Con más de 55 años de carrera ininterrumpida y una filmografía integrada por más de 40 trabajos, Diana Bracho es digna heredera de su tía Andrea, así como de su padre y su tío. Ella ha sido parte fundamental en la historia de esta familia y fue gracias a sus anécdotas y recuerdos que Jesús Ibarra enriqueció su libro.

Finalmente, Julio Bracho Castillo, el más joven de la dinastía, sigue los pasos de sus antecesores con trabajos en cortos y largometrajes de reciente producción.

El libro, de 445 páginas está profusamente ilustrado y es sin duda una fuente importante de información, para los amantes del cine mexicano y su historia.