Documentalistas mexicanas retratan historias de marginalidad

marzo 27, 2015

Diana Ruiz.-

La producción cinematográfica de Baja California ha tomado relevancia en los últimos años a nivel nacional e internacional, debido a la calidad de las propuestas y a las historias filmadas por sus realizadores.

Figuran películas como “Navajazo” (2014), de Ricardo Silva; y “Los Hámsters” (2013), de Gilberto González Penilla, ambas con un exitoso recorrido por diversos festivales cinematográficos del orbe.

Ahora, entre los talentos de la filmografía bajacaliforniana, destacan las directoras Itzel Martínez del Cañizo, originaria de Tijuana; y Paulina Sánchez, natural de Mexicali, quienes abordan historias de comunidades marginales a través de sus respectivos filmes: “El hogar al revés” y “Hotel de paso”.

Los dos largometrajes se exhibirán en Baja California, del 16 al 23 de abril próximo, como parte de Ambulante Gira de Documentales.

El primer filme expone el seguimiento, durante año y medio, de tres adolescentes —Gerardo, Omar y Santos— que habitan en una colonia de interés social en Tijuana, llamada Urbi Villa del Prado.

Sus madres emigraron a esa ciudad en busca de mejores oportunidades, y llevan más de una década trabajando como maquiladoras para reunir el dinero suficiente y comprar una casa, pero todo deriva en problemas: cada familia vive hacinada y en condiciones de violencia e inseguridad.

La intención del documental es evidenciar de una forma cercana e íntima las problemáticas que se viven en el interior de estos conjuntos habitacionales tan problematizados en México, pero desde la mirada de sus adolescentes, quienes habitan esas casas vacías y contextos sociales carentes de opciones”, expuso Itzel Martínez del Cañizo

Desde 2002, la también productora  ha explorado diversas metodologías de creación documental con comunidades de adolescentes originarios de Tijuana, con las que ha realizado tres documentales: “Ciudad recuperación” (2005), “Que suene la calle” (2006) y “Trillizos”.

Mi acercamiento con ellos siempre comienza con el desarrollo de un taller gratuito de documental en video, que evoluciona y se expande hasta convertirse en un corto o largometraje”, expuso, quien prefiere trabajar con adolescentes por su apertura e interés en la cámara, sus posibilidades creativas y por su disponibilidad de tiempo.

En lo que respecta al documental “Hotel de paso”, Paulina Sánchez muestra las vidas de diversos huéspedes que viven en un viejo hotel convertido en refugio para migrantes deportados. Como Chávez, quien llegó ahí luego de haber vivido más de 30 años en Los Angeles, California.

Otros personajes son Juan y Sergio, quienes vivían en el mismo cuarto en el hotel y que pese a tener personalidades disímiles, comparten: haberse criado desde niños en los barrios chicanos de California.

La intención del documental es la de mostrar lo que sucede con las personas deportadas y migrantes que se quedan ‘atrapadas’ en el limbo que representa la frontera, así como su relación con este hotel, que pareciera se vuelve su única opción de vida.

Quería mostrar este microcosmos en su complejidad pero sobre todo humanizar y dignificar a cada uno de los migrantes que aparecen a través de sus afectos, sus esperanzas, y su dolor”, señaló Paulina Sánchez.

https://www.youtube.com/watch?v=ly9dPRBvBaY

Relacionados