Documental perdido de Hitchcock sobre Holocausto judío, en el FICJM 13

diciembre 3, 2015

Erick Kin Gámez.-

En 1945, el cineasta Alfred Hitchcock y el empresario Sidney Bernstein fueron comisionados por el gobierno británico para registrar en un filme los horrores de la brutalidad nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Ese material, que estuvo “perdido” durante casi siete décadas, podrá verse en el documental “Night Will Fall”, del realizador Andre Singer, que se proyectará en el marco del tercer Festival Internacional de Cine Judío en México, a realizarse del 12 de enero al 11 de febrero de 2016.

Es necesario que la gente vea este documental y escuche la voz de quienes padecieron o fueron testigos de estas atrocidades. Lo último que debemos de perder es la humanidad y la empatía con el prójimo, sea quien sea”, afirma Singer, de origen británico.

El realizador se dio a la tarea de reconstruir parte del documental que iniciaron Bernstein y  Hitchcock bajo el título “German Concentration Camps: Factual Survey (Campos de concentración alemanes: Inventario de los hechos).

Se trata de 12 minutos de material digitalizado, con algunas imágenes tomadas de los noticiarios cinematográficos de la época, y otras registradas por camarógrafos de combate que sirvieron a las fuerzas armadas.

Cabe destacar que en sus notas sobre el guión, Hitchcock hizo énfasis en la cercanía que había entre las poblaciones y los campos de concentración, y en cómo la gente nunca quiso enterarse de lo que pasaba allí.

Noche caera 3

“Night Will Fall”, narrado por la actriz Helena Bonham Carter, también muestra entrevistas con sobrevivientes del Holocausto, entre ellos Eva Mozes Kor, quien habla de los soldados con uniformes de camuflaje blanco que liberaron uno de los campos de concentración mientras nevaba, y dieron chocolate, galletas y abrazos a las víctimas.

Por su parte, el productor de cine Branko Lustig (“La lista de Schindler”), prisionero en un campo durante dos años, recuerda cómo al momento de la liberación escuchó música de gaitas, confundiéndola con un sonido de ángeles por pensar que estaba a punto de morir ante la debilidad extrema de su cuerpo.

Sobre las razones de por qué el metraje original estuvo perdido tanto tiempo, Lustig teoriza: “Fue dejado de lado por razones políticas. En ese momento los británicos tenían muchos problemas con los judíos, como la situación tensa con Palestina”.

Otras cintas que se proyectarán en el treceavo FICJM son “Piel naranja”, sobre tres generaciones de mujeres que lidian con situaciones familiares; “El juicio de Vivian Amsalem”, y “Mi socia y enemiga”, en la que dos mujeres, una israelí y otra palestina, intentan lo imposible: construir un negocio juntas.

También fueron incluidas “Nono, el niño detective” e “Intersex”, documental sobre los problemas que deben enfrentar las personas transexuales.

Relacionados