Digna de homenaje la trascendencia en la cultura de los Hermanos Revueltas

0 Flares 0 Flares ×

Tiene ya varios años que la directora Eva Bodenstedt tiene en mente la realización de un documental en el que se hablará de la trascendencia en la vida cultural y artística de los hermanos Revueltas, José, Silvestre, Rosaura y Fermín, con quien los une un parentesco, siendo el más directo el ser nieta de Rosaura Revueltas. La idea inicial era darlo a conocer en el 2008, en el Festival Cultural Revueltas pero hasta el momento, por desgracia, no se ha podido concretar.

Lo que si se sabía era la intención de la directora del documental Del corral a la red y del cortometraje Ciudad de puertas de reunir testimonios fílmicos y de declaraciones con expertos en el tema para darle mayor realce a este proyecto, del que ya se ha estado hablando desde tiempo atrás.

El escritor José Revueltas es tal vez el más cercano al cine de todos sus hermanos, porque fue maestro de guión y muchas de las películas clásicas de nuestro cine tienen el toque característico de su estilo e inspiración literaria. De la lista interminable de películas en las que colaboró se encuentran: Rosauro Castro, La otra e Islas Marías, ubicadas como las más inspiradas porque en ellas trabajó con dos importantes directores: Roberto Gavaldón y Emilio Indio Fernández. Sin embargo no existe algún testimonio de su presencia en la pantalla, salvo alguna mención en algún noticiero de los años del movimiento estudiantil de 1968, en el que jugó un papel de gran importancia política, que le causó incluso el encarcelamiento.

En lo que se refiere a Silvestre Revueltas, autor de algunas de las obras más importantes de la música sinfónica, sólo hay una breve actuación en el clásico de Fernando de Fuentes, Vámonos con Pancho Villa (1936), y también están los testimonios de las bandas sonoras que escribió para el cine como La noche de los mayas (1936), para integrarse a este documental que podría ser una obra ambiciosa que merecería además del éxito, su difusión de altos vuelos. De Fermín Revueltas no hay testimonios cinematográficos, sino más bien reseñas de su paso por el mundo de las artes plásticas en los archivos del Instituto Nacional de Bellas Artes, y tal vez sea el menos conocido de esta familia de artistas nacidos en Santiago Papasquiaro, Durango, y en la que había otros ocho hermanos de los cuales Even Bodenstedt promete hablar en su documental.

Mención aparte merece Rosaura Revueltas que también es figura emblemática de la cultura nacional. A ella se le recuerda por su participación en La sal de la tierra (1954), dirigida por el estadounidense Hebert Biberman, y que fue considerada como una película maldita durante la época de la ‘cacería de brujas’ en el cine de Estados Unidos. También interpretó a la madre de Pedro Infante en Islas Marías, de Emilio Indio Fernández.

En la década del setenta, Rosaura participó en un rol secundario en la película de Alberto Bojórquez, Lo mejor de Teresa, y en Balún Canán, de Benito Alazraki, filmada en 1976 y en Mina, viento de libertad, rodada en 1977 por Antonio Eceiza.

En 1979 publicó el libro Los Revueltas: Biografía de una familia, además de una compilación de las memorias de su hermano Silvestre, titulada Silvestre, por él mismo. Después participó como jurado en festivales de cine en Berlín y Barcelona.

Rosaura Revueltas tuvo también paso dentro de la compañía alemana de teatro Berlin Ensemble que fundó Bertold Brecht, en donde trabajó a lo largo de muchas temporadas. La actriz duranguense conoció a su marido, de apellido Bodenstedt en Alemania, y regresó a México con el propósito de continuar en nuestro país lo que había aprendido con el dramaturgo alemán, pero nunca prosperaron sus proyectos debido a la falta de apoyo oficial. Parece que las ideas de ella, al igual de las de su hermano José, estaban destinadas a ser ignoradas por considerarlas demasiado audaces en un país donde se ignora a los artistas integridad y honestidad, como lo fueron los hermanos Revueltas.

Sus últimos años de su vida, Rosaura los dedicó a la enseñanza de la danza y el yoga.

Sólo el tiempo dirá si Eva Bodenstedt podrá hacer realidad este proyecto, con el que rendirá un merecido homenaje a los hermanos que nacieron en suelo duranguense y que dieron lo mejor de su talento a la cultura mexicana.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Post relacionados