Festival de Cine para Niños

Despertando la Montaña: Super Duper Alice Cooper narrado por Vincent Furnier

febrero 17, 2018

Por: Redacción

Super Duper Alice Cooper (2014) es un documental dirigido por el trío: Sam Dunn, Scot McFadyen y Reginald Harkema. Los dos primeros son viejos conocidos pues realizaron A headbanger’s Journey y Global Metal. El tercero se unió al equipo años más tarde editando la serie Metal Evolution.

Como el nombre lo grita, el documental narra la historia del ícono musical Alice Cooper. Todo es una narración lineal que abarca con gran detalle sus inicios contándonos cómo era la época pre-hippie, hippie y su transformación en la figura mediática que encarnó después. Lo interesante es que el mismo Vincent Furnier lo cuenta en primera persona, marcando una clara diferencia entre el personaje y él mismo.

El espacio que Alice Cooper ocupa en el tiempo es interesante pues perteneció a una generación que formó el eslabón entre el rock psicodélico de los setenta y desembocó en el Heavy Metal tal y como se manifiesta ahora. Es en él donde se asientan muchos de los estereotipos que hoy gobiernan al Metal.

La historia se nutre de grandes entrevistas a personajes clave como: Dennis Dunaway, bajista y primer personaje con el que Alice Cooper tocó en un escenario; así como Neal Smith, quien tocó la batería en las primeras etapas de Alice Cooper (la banda).

A estos se agregan las atinadas apariciones de Iggy Pop, John Lydon y Dee Sinder, que le dan contexto y peso a lo que representó la figura de Alice Cooper a nivel mediático. No obstante, el testimonio más destacado es el de Shep Gordon, manager del músico, figura clave en el ascenso no sólo de Alice Cooper sino de un sinnúmero de artistas durante los setenta y ochenta. De hecho él tiene su propio e interesante documental en el que Alice Cooper aparece gran parte del tiempo también.

Super Duper Alice Cooper intentó escapar de los viejos cánones del género evitando la aparición de las llamadas ‘cabezas parlantes’ (aquellos planos en los que simplemente aparece el entrevistado hablando); para eso basaron la narración en un gran trabajo de gráficos que combina material de archivo y animación, todo con la voz en off de cada uno de los entrevistados.

A esto se suma el atinado recurso de utilizar Dr. Jekyll and Mr. Hyde (la película de 1931 dirigida por Rouben Mamoulian), como recurso metafórico para ilustrar la lucha que libró Vincent Furnier con Alice Cooper. Lo interesante es que a pesar de no mostrar los rostros, el documental se las ingenia para que nosotros sepamos quiénes están hablando.

La detallada narración cronológica permite entender en gran parte el éxito de Alice Cooper, pero también lo pone en perspectiva, transformando la historia en una moraleja pragmática donde en muchas ocasiones el fin justifica los medios.

Resulta curioso cómo su carrera iniciada a mediados de los sesenta le dio para vivir diversos auges y caídas. La llegada del punk lo vio rebasado, luego saboreó un ligero repunte con el Glam y finalmente se subió al barco ochentero para no quedarse atrás.

Lo malo es que al final su historia es una llena de escándalos y muy poca música. El documental casi no habla de su labor musical, salvo cuando grabó I’m Eighteen y School’s Out, sin embargo sólo aparecen para explicar el ascenso mediático del personaje sin volverse a centrar en otros trabajos, siendo que tiene varios que le hacen justicia. Super Duper Alice Cooper es una historia de cómo la fama no siempre es buena y presenta al equilibro como su principal moraleja.

Por: Cristóbal Torres | @lanzaddt

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Relacionados