Despertando la Montaña: ¿Quién es realmente Julian Assange?

marzo 4, 2018

Por: Redacción

En la década del 90, la coyuntura mundial ofreció un panorama donde los paradigmas cambiaron a partir del desarrollo de las telecomunicaciones, más específicamente del internet.

En esta coyuntura, quien tuviera un conocimiento más aventajado en los entresijos del Internet, contaba con un poder mayúsculo comparado con el resto de la población.

Julian Assange forma parte de esas pocas personas que resultaron ser expertas en aquello sobre lo que giraban los grandes cambios paradigmáticos que marcarían la pauta en el siglo XXI.

Más importante aún: él era consciente de esa oportunidad y, con el tiempo, este programador se convirtió en una especie de vocero oficial del anti-establishment, gracias a su plataforma Wikileaks y por su añejo historial de hackeos.

Pero todo se derrumbó cuando fue investigado por violación (caso actualmente cerrado) y, peor aún, cuando su plataforma filtró información que abonó al ascenso de Donald Trump en las encuestas cuando éste aspiraba a la presidencia de Estados Unidos.

¿Quién era realmente Julian Assange? Risk (2016), de Laura Poitras, es una gran narración de cómo este personaje vivió aquellos momento donde su imagen pública se transformó totalmente.

La directora utiliza el método observacional, es decir, prescinde de cualquier entrevista y voz en off para dedicarse exclusivamente a grabar lo que ocurre frente a su cámara.

Le tomó siete largos años terminar este proyecto. Su idea inicial era estar en el día a día de Wikileaks, entendiendo a ésta como una nueva forma de hacer periodismo; pero, como todo buen documental, los acontecimientos marcan su propio rumbo y suceden cosas que no estaban planeadas.

Un ejemplo es cómo justo en medio de la realización de Risk, Laura fue contactada por Edward Snowden (derivando en lo que fue Citizenfour). En ese lapso, la situación tanto de Wikileaks como de Julian Assange cambiaron drásticamente, dejando su huella en Risk.

Tal vez el rasgo más trascendental es la transformación de Julian Assange, pasando a ser alguien hiper-precavido, rayando en la paranoia, y perdiendo la confianza en su equipo y la misma Poitras.

El largometraje inicia con una llamada de Julian Assange al gobierno de Estados Unidos preguntando por Hillary Clinton de la manera más casual; una escena que puede hablar del alcance de este sujeto pero también una escena que (a partir de lo que ocurrió después) puede ser cómica.

Risk fue estrenado justo cuando Wikileaks ventiló correos electrónicos de Hillary Clinton sobre su vínculo con poderosas corporaciones bancarias, su predisposición a la intervención armada en Siria y también su presunto vínculo con reporteros de CNN (aquí vale la pena preguntarse si Roger Stone tuvo algo que ver).

Vemos paulatinamente cómo Julian Assange va cambiando, de ser una persona más abierta y parlante sobre su trabajo, a alguien más reservado, ya sea por la presión de ser perseguido o por estar ante un cambio de rumbo.

Alex Gibney ya había dado un primer atisbo de cómo era Julian Assange en We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks (2013); ahora Laura Poitras ofrece un nuevo retrato en carne viva de este personaje que poco a poco pasó a segundo plano en la agenda pública.

Para algunos, Julian Assange es un perseguido por difundir información ultrasecreta a través de su iniciativa: Wikilieaks; para otros, es un acosador que utiliza la primera situación como pretexto para evadir la ley.

Como toda obra observacional, el documental exige mucho al espectador, pues se necesita un vasto contexto previo para entender el impacto y el valor de muchas de las escenas que Laura graba.

Esto no es flojera de la realizadora, es un recurso para evitar hasta donde sea posible dirigir la opinión del auditorio. Graba, edita y con base en esa construcción deja que cada quien forme una visión de Julian Assange.

Este documental llega a las pantallas mexicanas gracias a Ambulante, en su sección Aquí/Ahora, una programación que “invita a generar conversaciones alrededor de temas fundamentales para nuestro presente”.

Ahora les dio por iniciar la gira en Oaxaca, por lo que las primeras proyecciones de Risk serán en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca y en Cinépolis Oaxaca.

Platicando con gente del equipo de Ambulante, me comentaron que la parte más difícil de la gira es Ciudad de México, “porque son más días”. ¿Por qué habrán decidido en esta edición dejar la capital hasta el final?

Ésta será la primera ocasión que la gira tenga su clausura en Ciudad de México. Una buena noticia para FICUNAM, cuya publicidad siempre se ha visto opacada por la de Ambulante debido a que ambos festivales se realizan en fechas muy cercanas una de otra.

Por: Cristóbal Torres | @Lanzaddt

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Relacionados

feratum