Despertando la montaña: Not Dead Yet, la historia de Jason Becker

0 Flares 0 Flares ×

Jason Becker es un músico destinado a ser el mejor guitarrista de finales del siglo XX; antes de llegar a los 20 años ya había conseguido interesantes logros convirtiéndose en el referente con mayor proyección de su generación.

Sin embargo, justo cuando logró la cima al integrarse a la banda de David Lee Roth, supliendo a Steve Vai, fue diagnosticado con la enfermedad de Lou Gehrig, que paulatinamente lo dejó paralizado en una silla de ruedas.

Quien se precie de tocar las seis cuerdas debió escuchar por lo menos alguna vez en su vida de Jason Becker, por eso no fue casualidad que el director Jesse Vile (quien toca guitarra) hiciera Not Dead Yet en el 2012.

Este documental que cuenta la historia del prodigioso guitarrista Jason Becker, quien cambió la historia del universo con su despiadada técnica instrumental, dando la impresión de que destruía (“shred”) su guitarra.

Para el director no fue fácil ganarse la confianza de Jason Becker y su familia; muchos habían sido los que quisieron contar su historia pero sólo los decepcionaban con falsas promesas haciendo que el escepticismo del músico creciera con el tiempo.

Correros electrónicos, llamadas por teléfono, varios años de convivencia y un corto hecho con videos que la misma familia Becker prestó, le permitió a Jesse Vile realizar un trabajo que tenía propuesto desde su adolescencia.

El gran mérito del cineasta es que, a pesar de ser un documental sobre alguien que brilló en la escena heavy mundial, su largometraje trastoca las fibras de cualquiera. “Hice la película para aquellos que nunca escucharon de Jason y para quienes tal vez ni siquiera les gusta o incluso odian este tipo de música”, mencionó el director en una añeja entrevista.

Not Dead Yet presenta interesantes pasajes pues no sólo es la biografía de un extraordinario músico golpeado por el destino, sino la crónica de cómo ha logrado sobrevivir hasta la fecha.

La forma en la que explica su padre cómo consiguió comunicarse con Jason a través de un lenguaje creado a partir del movimiento con los ojos es impactante.

Fue así (únicamente moviendo los ojos) como consiguió componer todo un disco: Persepctive (1996), considerado el primer disco de la historia realizado por alguien con esclerosis lateral amiotrófica, la misma enfermedad que padece Stephen Hawking y desencadenó el ice bucket challenge dos décadas más tarde.

El trabajo incluye muy buenas entrevistas, resaltando la de Marty Friedman, quien explica cómo fue conocer a Jason Becker y trabajar en uno de los proyectos que cambió la historia del shred: Cacophony, marcando uno de los dúos de guitarra más paradigmáticos con la obra maestra: Speed Metal Symphony (1987). También explica lo difícil que fue para él ver a Jason, siendo más joven, firmando un contrato incluso antes de que él mismo estuviera en Megadeth.

Tres cuartas partes del dinero para hacer esta película se juntaron a través de donaciones por internet. “Me sorprendieron los lugares donde venían (las donaciones): Israel, Islandia, Nueva Zelanda; venían de todos lados, era sorprendente”, contó Jesse.

Por: Cristóbal Torres | @Lanzaddt

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Post relacionados